Nivel de recursos hídricos garantiza seguridad hidrológica y de riego

Sin embargo, el subsecretario de Obras Públicas, Juan Carlos Latorre, aclaró que seguirá un criterio restrictivo para extraer agua destinada a fines hidroeléctricos desde Laguna del Maule y Lago Laja, porque el nivel que alcanzan ahora bordea el 42% de lo que es su promedio histórico.

13 de Septiembre de 2000 | 16:53 | EL MERCURIO ONLINE
SANTIAGO.- El nivel de acumulación de recursos hídricos en el país, durante el presente año, permite pronosticar que, tanto para efectos de generación hidroeléctrica como para proporcionar riego, el país no debiera tener dificultades en estos aspectos, señaló el subsecretario de Obras Públicas, Juan Carlos Latorre, al dar a conocer hoy el último informe nacional sobre situación hidrológica.

"Nuestra impresión es que el país tiene hoy una situación auspiciosa respecto de lo que ha sido su nivel de acumulación de recursos hídricos durante el presente año", señaló.

Latorre, ejemplificó que los embalses, en general, han acumulado, volúmenes cercanos a sus promedios históricos, con la excepción de dos embalses que alcanzaron su capacidad máxima, que son Bullileo y Digua, en la Séptima Región, con 60 y 220 millones de metros cúbicos, respectivamente.

"Probablemente, con las precipitaciones, tanto de lluvias como de nieve registradas en los últimos días, tengamos un nivel de crecimiento de los niveles, lo que no deja de ser importante", sostuvo Latorre.

El subsecretario de Obras Públicas aclaró, no obstante, que seguirá un criterio restrictivo para extraer agua destinada a fines hidroeléctricos desde Laguna del Maule y Lago Laja, porque si bien ambas presas han acumulado, en conjunto, 1.222 millones de metros cúbicos -con relación a lo que tenían el año pasado a igual fecha- de todos modos, el nivel que alcanzan ahora bordea el 42 por ciento de lo que es su promedio histórico.

"El criterio restrictivo debiéramos mantenerlo durante los próximos dos años, al menos. La razón está en que se requieren, por lo bajo, tres años con precipitaciones correspondientes a un año normal para que los embalses logren sus niveles de recuperación deseables", precisó Latorre.

Superávit de aguas

Existe en el país una situación de superávit de precipitaciones de, aproximadamente, un 50% sobre lo normal. En la zona comprendida por la III y IV Región el ascenso fluctúa entre 100-200% respecto del promedio normal; en la V y VI Región se registran índices de 100-150%; y en las regiones VII y VIII las cifras varían entre 90-130%.

El Director General de Aguas del MOP, Humberto Peña, explicó que éstas cifras actuales son resultado, principalmente, de las lluvias registradas durante junio, dado que julio fue inferior a lo normal y agosto fue bastante seco.

La nieve acumulada en la cordillera entre la cuenca del Limarí, en la IV Región y la del Itata, en la VIII Región, excede, en general, en un 50% al promedio normal.

Aclaró que, "tal como ocurrió en el caso de las precipitaciones, prácticamente la totalidad de la acumulación de nieve se presentó a partir del mes de junio".

Respecto de la nieve caída, Peña destacó que en la zona hubo valores que, en promedio, bordearon el 150% de superávit como ocurrieron en el caso de los sectores de Portillo, en la zona del Aconcagua, y Laguna Negra, en la cuenca del Maipo.

En cuanto a los embalses, el jefe de la DGA resaltó la situación de superávit de gran parte de los embalses de la zona sur. Aunque los niveles de acopio de los embalses de la zona norte fueron menores, destacó que existe bastante recurso hídrico acumulado, como el caso del sistema Paloma, en la IV Región, el cual alcanza los 499 millones de metros cúbicos, 100 millones más que a la misma fecha del año pasado.

En el caso de Laguna del Maule y Lago Laja la proporción de incremento es casi de 1 a 3. En el caso de la primera presa, ésta acumula 464 millones de metros cúbicos y, a igual fecha de 1999, registraba 154 millones de metros cúbicos (el histórico es de 933 millones). En cuanto al Lago Laja, éste cuenta con 1.350 millones de metros cúbicos, mientras que hace un año contenía 501 millones (el promedio es 3.382 millones).

"Esperamos que fines de esta temporada tengamos una acumulación mayor que aquella que existe en este momento. A pesar de ser utilizado en el período de verano, vamos a tener más agua al final del período, con lo cual vamos a tener una condición de seguridad para los años que vienen", indicó el Director General de Aguas.

Respecto de las cuencas de los distintos ríos del país, éstos en general presentan un superávit fluctuante entre 20-30%. "Se trata de una situación mejor que lo normal pero sin ser excepcional en cuanto a la disponibilidad de los recursos hídricos", explicó Peña.

Con respecto a la temporada de deshielo, el subsecretario Latorre dijo que esperan caudales superiores a los promedios históricos en la mayoría de los ríos. Conforme al pronóstico correspondiente, detalló que en las III y IV Región, los caudales de deshielo son estimados entre un 11% y un 67% de superávit; entre la V y la VI Región, las cifras proyectadas son superiores a las normales entre 20-30%; en la VIII Región -en la cuenca del Ñuble, particularmente- se esperan caudales equivalentes a los promedios históricos, lo que involucra un 45% de incremento.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores