Aumenta el riesgo país en Perú

Echando más leña al fuego, la agencia Moody's Investors Service recortó el martes la calificación de los bonos Brady de Perú a "B1" de "B3" por el incumplimiento del pago de intereses de los bonos Brady que vencieron el 7 septiembre.

19 de Septiembre de 2000 | 19:55 | Reuters
LIMA.- Echando más leña al fuego, la agencia Moody's Investors Service recortó el martes la calificación de los bonos Brady de Perú a "B1" de "B3" por el incumplimiento del pago de intereses de los bonos Brady que vencieron el 7 septiembre.

Aunque el comunicado de Moody's no citó la actual crisis política en Perú como una de las causas del recorte, los analistas locales temen que el escándalo en torno a las elecciones sean la gota que rebosó el vaso.

"Definitivamente se paralizarán las inversiones a corto plazo a la espera que se resuelva la crisis política. Si bien Moody's no ha mencionado este punto, creo que ha influido en el 'timing' de la decisión", dijo a Reuters el jefe de estudios económicos de la agencia bursátil Intercapital, Lorenzo Wong.

Priemras pistas sobre Montesinos

Hasta esta tarde, parecía que la tierra su hubiera tragado al controvertido asesor apodado por muchos el "Rasputín" peruano, después que los rumores sobre su detención en un cuartel militar y de su fuga del país fueron desmentidos el domingo por el primer ministro, Federico Salas.

Un portavoz de la XVI Fiscalía dijo que Montesinos había rendido el lunes su "declaración investigatoria" sólo respondiendo sus datos generales, tras ponerse a disposición de la justicia un día después de la difusión del vídeo.

Montesinos, un ex capitán del ejército, fue despedido de esa institución por sospechas de espionaje hace dos décadas y mantuvo una enorme influencia sobre Fujimori y los militares, según analistas.

Grupos de derechos humanos acusan a Montesinos de violar derechos humanos y reprimir a los detractores de Fujimori.

También se le acusa de espionaje telefónico a políticos, empresarios, periodistas e incluso artistas, y de montar una campaña de desprestigio y hostigamiento contra candidatos opositores en las últimas elecciones del 28 de mayo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores