Ruta 5 Talca-Chillán propone convenio para terminar obras adicionales

La concesionaria Ruta 5 Tramo Talca-Chillán realizó un borrador del Convenio Complementario para la modificación del contrato de la concesión que propondrá al Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones (MOP), con el objeto de reestablecer el equilibrio económico y financiero de la empresa.

02 de Octubre de 2000 | 15:48 | El Mercurio Online
SANTIAGO.- La concesionaria Ruta 5 Tramo Talca-Chillán realizó un borrador del Convenio Complementario para la modificación del contrato de la concesión que propondrá al Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones (MOP), con el objeto de reestablecer el equilibrio económico y financiero de la empresa.

El convenio fue motivado por diversos hechos y circunstancias que sucedieron después de la celebración del contrato de concesión, que han llevado, en definitiva, "a que se pierda el equilibrio económico y financiero del contrato, tales como la suspensión operada respecto del funcionamiento de las plazas de peajes en accesos, mayores exigencias en obras y servicios formuladas por el MOP, la necesidad de realizar nuevas inversiones en obras, etc.", señaló el
gerente general de la empresa, Eduardo Larrabe, en un hecho esencial.

Según indicó las modificaciones producirían "el reestablecimiento del equilibrio económico-financiero de la empresa dado que el Estado se compromete a efectuar una serie de pagos, a realizarse el primero durante el último trimestre de este año y los siguientes los días 31 de marzo de los años 2001, 2002 y 2003, con lo cual compensa los hechos descritos".

Además, Larrabe señaló que el convenio se encuentra condicionado a la aprobación de la compañía MBIA Insurance Corporation, quien asegura la emisión de bonos reajustables de Ruta 5 Tramo Talca-Chillán.

La concesionaria se encontraba a la búsqueda de nuevos aportes económicos para costear obras complementarias (como enlaces en desnivel o calles laterales) que surgieron a petición de las comunidades vecinas a la carretera, cuyo financiamiento ha aumentado los montos estipulados originalmente en la licitación. Las obras adicionales se debían entregar en enero del 2001.
La inversión total de la carretera era de US$ 164 millones.

Convenio

En reunión extraordinaria de directorio del 27 de septiembre, la compañía aprobó un convenio "exige de la sociedad concesionaria realizar un conjunto de nuevas inversiones por un valor de hasta UF 280.000 (US$ 7,7 millones), al 1 de junio del 2000, cuya construcción, conservación y mantención, explotación y operación será de cargo y responsabilidad de la sociedad concesionaria, en los términos señalados en las bases de licitación y en el convenio complementario".

Además, el convenio exige de la sociedad concesionaria convocar a una licitación para la construcción de obras extraordinarias. Las bases de licitación y adjudicación deberán contar con el visto bueno del MOP.

Por otra parte, reconoce a la sociedad concesionaria haber ya ejecutado obras nuevas por un total de UF 51.074 (US$ 1,4 millones).

El convenio posterga el inicio del cobro de tarifas en las plazas de peaje en accesos, "a partir del 11 de octubre de 1999 y hasta las 00:00 horas del día 01 de abril de 2001, con excepción de las plazas de Chillán Norte y Sur, las que iniciarán sus operaciones no más allá del 1 de enero del año 2003".

De la misma manera, "se posterga el pago de la segunda cuota por infraestructura preexistente, que debía realizarse el primer día hábil de junio del 2000, en el sentido que la sociedad concesionaria deberá realizar dicho pago dentro de los 15 días siguientes a la publicación en el Diario Oficial del decreto supremo que apruebe el convenio".

Asimismo, se deja constancia que por motivo de interferencias producidas por las obras derivadas de las nuevas inversiones de los convenios complementarios, "la inversión considerada en el proyecto original de la Concesión (BALI), se ha reducido en UF 116.510 (US$ 3,2 millones), cantidad que será destinada a la ejecución de otras obras diversas dispuestas por el MOP, por un monto equivalente, las cuales se especifican en el convenio, por lo que no se altera el monto de inversión comprometida inicialmente".

Finalmente, se reconoce a la concesionaria su derecho "de percibir la cantidad de UF 19.603 (US$ 540.558) por concepto de pérdida de ingresos producida a consecuencia del retraso en la aplicación de reajuste de tarifas para el periodo comprendido entre los meses de enero y marzo de 1999".

La propiedad de la compañía se encuentra en manos de Cintra Chile (27,4%); CB Infraestructura (32%); Ferrovial (13,17%) y Delta (27,4%).
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores