Riesco llama al Gobierno y a camioneros a "diálogo de última hora"

Para el presidente de la CPC, esta es una situación muy delicada, ya que una movilización de esta naturaleza causa "un perjuicio tremendamente grande al país y a todos los sectores productivos en un momento en que buscamos la reactivación afanosamente".

16 de Octubre de 2000 | 15:50 | El Mercurio Online
SANTIAGO.- El presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio, Walter Riesco, llamó hoy al Gobierno y a los transportistas a hacer un esfuerzo de última hora para intentar un acuerdo que evite el anunciado paro de camioneros.

Para el máximo dirigente empresarial, esta es una situación muy delicada, ya que una movilización de esta naturaleza causa "un perjuicio tremendamente grande al país y a todos los sectores productivos en un momento en que buscamos la reactivación afanosamente, buscamos la confianza, y creo que es el menos adecuado para llegar a una situación como ésta".

Riesco sostuvo que se hace necesario poner la mayor voluntad para lograr un acuerdo de última hora, aún cuando ello signifique que alguna de las partes deba ceder.

Reconoció que cuando una movilización ya ha sido decretada es más difícil entablar negociaciones o diálogos, por lo cual dijo entender al Gobierno.

Sin embargo, señaló que la situación de los transportistas también es muy complicada. "Está involucrada la supervivencia de muchas empresas pequeñas del sector", sostuvo el líder empresarial.

En ese sentido, dijo que no queda sino hacer un fuerte llamado a esta voluntad que permita poner término al conflicto, buscando el procedimiento más adecuado, que no signifique menoscabar la autoridad del gobierno ni tampoco prolongar esta situación.

Según Riesco, en este escenario no corresponden las descalificaciones. A su parecer, Moya lo que hace es tratar de interpretar al gremio de los camioneros. "Creo que él tiene la mejor voluntad para entablar un diálogo con el gobierno y buscar las formulas tendientes a llegar a un acuerdo", indicó.

El dirigente reiteró que las perdidas que traería consigo la movilización bordean los US$ 150 millones diarios.

Consultado por la posibilidad de mediar en este conflicto, el presidente de la CPC aseguró que nadie se lo ha pedido, aunque se mostró dispuesto a hacer cualquier esfuerzo por tratar de arribar a una solución. Aclaró, en todo caso, que éste es un tema entre el gobierno y el sector de transportistas.

Ante la posible aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado, Riesco sostuvo que Moya se ha puesto en todos los escenarios.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores