Banco Central confirma PIB de 5,6% para el 2000

El gerente de la División Estudios del Banco Central, Felipe Morandé, afirmó que todos los antecedentes de que dispone el instituto emisor confirman el lento dinamismo del gasto interno, que ha sido internalizado en las expectativas del sector privado (el tipo de cambio se ha depreciado y las tasas de interés de largo plazo han disminuido, entre otros factores).

16 de Noviembre de 2000 | 15:13 | El Mercurio Online
SANTIAGO.- El gerente de la División Estudios del Banco Central, Felipe Morandé, afirmó hoy que la entidad no ha modificado sus proyecciones de crecimiento de la economía de 5,6% para este año y 5,7% en el 2001, pese a los riesgos que se observan por el alza sostenida del precio internacional del petróleo, y los problemas políticos y económicos que enfrentan algunos países de América Latina y Asia Emergente.

"El escenario externo es algo más complejo, y el interno se caracteriza por la lenta recuperación de la demanda, aunque se aprecian algunos atisbos de recuperación de la inversión. No prevemos cambios en nuestras proyecciones de crecimiento para el 2000 y el 2001, aunque siempre estamos evaluando la situación", dijo Morandé al exponer la 'Coyuntura y Perspectivas Económica en Chile' ante alumnos del Campus de Pregrado de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Durante su intervención, el personero puso énfasis en el objetivo inflacionario del BC, señalando que la política monetaria se utilizará conforme el cumplimiento del rango meta de entre 2% y 4%, centrado en un 3%.

"La inflación está realmente baja y por eso en estos momentos la tasa de interés es baja (5,0%)... Si vemos que en un horizonte de 24 meses esta variable se nos va por encima del 4% o por debajo del 2%, no dudaremos en mover la tasa en un sentido u otro", insistió.

No obstante, estimó que en el primer trimestre del 2001, la inflación debiera comenzar a descender, hasta ubicarse por debajo del 4% a mediados de año.

Agregó que todos los antecedentes de que dispone el instituto emisor confirman el lento dinamismo del gasto interno, que ha sido internalizado en las expectativas del sector privado (el tipo de cambio se ha depreciado, las tasas de interés de largo plazo han disminuido, entre otros factores).

"Tras este menor dinamismo, hay un estancamiento en los niveles de empleo y un panorama internacional con mayor escasez de flujos de capitales. Esto ha incidido en la configuración de condiciones monetarias más expansivas", comentó.

Destacó que si el valor internacional del crudo se mantiene por sobre los US$ 30 el barril durante el próximo año, se dificultará la desaceleración de la inflación total a lo largo del período.

Asimismo, indicó que si bien la mayor inestabilidad en el mercado financiero internacional contiene las presiones inflacionarias domésticas en el mediano plazo, tiene un impacto cambiario en el corto plazo.

"Las proyecciones para la economía mundial podrían verse afectadas si el petróleo se mantiene sobre los US$ 30. Además, en Asia Emergente hay una serie de países como Corea, Thailandia y Taiwán que están prendiendo alarmas porque al parecer no han resuelto sus problemas de fondo ... En tanto, la inestabilidad en Argentina ha provocado un recargo en el costo del crédito para Chile y el resto de América Latina... El costo que paga Chile es de 230 puntos base, 0,4%
superior a lo pagado en el período pre crisis asiática", expresó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores