Sonapesca: Consideraciones populistas desvirtúan proyecto de Ley de Pesca

"Dicho proyecto, de readecuación administrativa transitoria, habría permitido mitigar la incertidumbre del período crítico por el que sigue atravesando la industria pesquera nacional", dijo el presidente de la Sociedad Nacional de Pesca, Roberto Izquierdo.

29 de Noviembre de 2000 | 14:29 | El Mercurio Online
SANTIAGO.- El presidente de la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca), Roberto Izquierdo, lamentó hoy que por consideraciones eminentemente populistas se insista en desvirtuar el proyecto transitorio original de Ley de Pesca firmado por el Presidente de la República, porque a su juicio, éste habría permitido un régimen más racional para los próximos dos años.

"Dicho proyecto, de readecuación administrativa transitoria, habría permitido mitigar la incertidumbre del período crítico por el que sigue atravesando la industria pesquera nacional", dijo el empresario al inaugurar ExpoPesca 2000, en el recinto Fisa-Maipú.

En la ocasión, Izquierdo precisó que lamentablemente la pesca nacional ha evolucionado en los últimos años hacia un escenario de crisis, en el que se han visto envueltos trastornos oceanográficos, reflejados en lo que ha sido El Niño más severo del siglo, sobreinversión pesquera y deficiencias en la administración de los recursos.

Todo ello, dijo, se ha traducido en una caída global de los niveles de desembarque desde un total de 8 millones de toneladas en 1994 y 1995 a tan sólo 5,6 millones de toneladas el año recién pasado.

"A partir de estas dificultades y ante la circunstancia de que el nuestro es un sector económicamente regulado, ha surgido la necesidad de revisar la legislación que nos rige, tarea en la que hemos colaborado con la autoridad desde hace más de tres años, sumándonos al esfuerzo de académicos, trabajadores y especialistas pesqueros", recordó.

Izquierdo comentó que el propósito de modernizar la legislación pesquera, acercándola a los avances logrados por otros países pesqueros también orientados hacia los mercados externos se tradujo en un texto que recibió un "abrumador" apoyo en el Consejo Nacional de Pesca y luego perfeccionado y legitimado en un proceso de consultas y debates, constitución de mesas de trabajo regionales y comisiones de estudio, proceso presidido "con acierto" por el subsecretario de Pesca, Daniel Albarrán.

Posteriormente fue firmado por el Presidente de la República, despachado a la Cámara de Diputados para su discusión e incluido por el ministro de Hacienda dentro de un paquete de medidas reactivadoras de la economía.

El dirigente empresarial precisó que pese a que este proyecto se limitaba a ordenar la actividad pesquera industrial por un período de dos años, y al mismo tiempo contenía normas para sanear la operación de naves artesanales que operan al margen de la legislación vigente, "su debate parlamentario se ha caracterizado hasta ahora por un marcado contrapunto entre quienes han logrado sobreponerse a visiones parciales y localistas y otros que desgraciadamente se han empeñado en desnaturalizar".

"Este objetivo nacional favorece a determinados actores que se han caracterizado por la orquestación de una campaña demagógica de odios y resentimientos que condenamos
con la mayor energía", añadió.

Para Izquierdo, si en definitiva se impusiera esta visión anacrónica, que aprecia a la actividad pesquera a partir de la lucha de clases y que en consecuencia se siente obligada por sus prejuicios ideológicos a combatir a los capitales invertidos en el sector, "todo el esfuerzo de décadas que ha hecho posible que Chile se sitúe entre las grandes potencias pesqueras del mundo podría desmoronarse, haciendo retroceder a más de cien mil familias chilenas a una economía de subsistencia y de pobreza".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores