Greenspan reconoce desaceleración y alegra a la bolsa

El presidente de la Reserva Federal estadounidense sugirió que la Reserva Federal está dispuesta a bajar los tipos de interés si es necesario para impedir que el crecimiento se haga demasiado lento.

05 de Diciembre de 2000 | 16:19 | EFE
WASHINGTON.- El presidente de la Reserva Federal estadounidense, Alan Greenspan, reconoció hoy, martes, por primera vez en público, que la economía de Estados Unidos muestra una "desaceleración apreciable" y que, quizá, ha llegado el momento de intentar que no sea una caída demasiado brusca.

Los comentarios de Greenspan ante banqueros en Nueva York alegraron de inmediato a los mercados bursátiles, que no esperan más aumentos de los tipos de interés, y que celebraron con un aumento a media mañana de 259 puntos en el índice industrial de Dow Jones.

El índice Nasdaq, donde predominan los títulos tecnológicos, subió 204 puntos, un 7,8 por ciento, en la tercera ganancia más grande en 29 años, y el índice Standard and Poor de 500 acciones trepó 35 puntos, un 3 por ciento.

Greenspan sugirió que la Reserva Federal está dispuesta a bajar los tipos de interés si es necesario para impedir que el crecimiento se haga demasiado lento.

El presidente de la Reserva Federal advirtió de los peligros de una caída aguda de los valores en los mercados de especulación financiera, una reducción demasiado importante del gasto de los consumidores y de un aumento de precios del petróleo como consecuencia de la crisis de Oriente Medio.

Los comentarios de Greenspan, unidos a lo que se percibe como el fin de la incertidumbre en la elección presidencial de Estados Unidos, alentaron a Wall Street.

Entre junio de 1999 y mayo de 2000 la Reserva Federal aumentó seis veces los tipos de interés, que ahora se encuentran en su nivel más alto desde 1991, para aminorar el gasto de los consumidores que representa dos tercios del producto interior bruto de Estados Unidos.

El índice del Nasdaq, que en 1999 había tenido un aumento sin precedentes del 86 por ciento, mostró los impactos de las subidas de tipos de interés, y en lo que va de este año ha perdido el 31 por ciento de su valor.

El Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal tendrá el próximo 19 de diciembre su última reunión antes de que el presidente Bill Clinton abandone la Casa Blanca.

Las decisiones judiciales de las últimas horas, que han recortado las opciones de apelación del vicepresidente Al Gore, y han aumentado las probabilidades de que el republicano George Bush sea reconocido como ganador de las elecciones, también aliviaron a los mercados.

"En una economía que ya ha perdido algo de sus bríos, hay que mantener la vigilancia porque un debilitamiento de los valores de los activos en los mercados financieros puede señalar o precipitar una reducción excesiva en los gastos de hogares y empresas", dijo Greenspan en un discurso pronunciado en Nueva York ante banqueros.

Según el presidente de la Reserva Federal, los mercados financieros "funcionan razonablemente bien, y continúa fluyendo el crédito, aunque con una disponibilidad reducida para los prestatarios más pequeños", agregó.

El discurso de hoy marcó la primera admisión en público por parte de Greenspan de la desaceleración de la economía de Estados Unidos, que ha crecido a un fuerte ritmo durante una década.

Atribuyó la disminución de la actividad económica al encarecimiento del crédito y a la menor demanda de los consumidores y sugirió que los seis aumentos de tipos de interés dispuestos por la Reserva Federal han tenido el impacto deseado.

"Recientemente, el ritmo de expansión de la actividad económica se ha moderado apreciablemente, en parte porque las condiciones financieras más ajustadas han tenido algún impacto en las áreas de la economía vulnerables a los tipos de interés", dijo.

Greenspan, que desde hace años ha advertido sobre "la exuberancia quizá injustificada" de los especuladores financieros, dijo hoy que ella "ha dado paso a una reevaluación de riesgos y oportunidades, especialmente en las industrias de alta tecnología".

Estos cambios no son necesariamente malos para la economía, dijo Greenspan, que se refirió al "inevitable proceso de trilla en el cual el mercado saca conclusiones más firmes acerca de cuáles son las firmas capaces de establecerse a largo plazo en el mercado, y cuáles no son capaces".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores