Thames Water paga US$ 332 MM por 50,96% de Essbio

Del total, el Estado chileno -a través de Corfo- recibirá UF 8.909.739,20 (US$ 244 millones) y el saldo, UF 3.216.726,86 (US$ 88 millones), ingresará a las arcas de la compañía por la vía de un aumento de capital.

14 de Diciembre de 2000 | 15:56 | El Mercurio Online
SANTIAGO.- La sanitaria británica Thames Water tomó hoy control de la tercera sanitaria chilena, Essbio, tras adquirir un 50,96% de las acciones por un valor de UF 12.126.466,06 (US$ 332 millones).

Del total, el Estado chileno -a través de Corfo- recibirá UF 8.909.739,20 (US$ 244 millones) y el saldo, UF 3.216.726,86 (US$ 88 millones), ingresará a las arcas de la compañía por la vía de un aumento de capital.

Essbío abastece de agua potable y alcantarillado a la VIII Región de Chile y cuenta con 350.083 clientes, un 10,8% del total del país, sólo superada por las ya privatizadas Emos (1.197.105) y Esval (362.104).

Como parte del proceso de privatización, el pasado miércoles fueron rematadas en bolsa 610.204 acciones de la serie B de la sanitaria, a un precio unitario de UF 0,010168 acciones ($ 159,91). El lote representó un 0,35% de Essbío.

El proceso fue asesorado por el francés BNP Paribas.

El objetivo central del proceso es el financiamiento del plan cuatrienal de inversiones, que asciende a US$ 106,98 millones, básicamente centrado en el tratamiento de aguas servidas (plantas para el Gran Concepción y Los Angeles), un segmento que tiene actualmente muy baja cobertura a nivel nacional.

En cuanto a la fijación tarifaria, el gobierno ratificó que no intervendrá en un proceso que es eminentemente técnico y que está a cargo de la Superintendencia de Servicios Sanitarios. Las nuevas tarifas de Essbio regirán por 5 años a partir de septiembre del 2001.

Para este año, la sanitaria tenía previsto invertir US$ 46,7 millones. El plan global, que está sujeto a revisión por parte de la SISS, contempla recursos por US$ 151,6 millones entre el 2000 y el 2015.

El ingreso de privados a las sanitarias chilenas comenzó a fines de 1998, cuando la chilena Enersis, en alianza con la británica Anglian Water, se adjudicó la operación de Esval, que abastece a la región de Valparaíso, la segunda en importancia del país.

En 1999 se licitó un 51,02% de Emos, la empresa que atiende a Santiago, que fue adquirida por un consorcio franco-español formado por Suez Lyonnaise des Eaux y Aguas de Barcelona, en un total de US$ 1.080 millones.

Chile tiene 21 empresas de agua potable, de las cuales 13 eran de carácter estatal hasta hace 18 meses. El estado participa en forma minoritaria en cuatro empresas -Emos, Esval, Essel y Essal-, ubicadas en el centro y sur del país.

De acuerdo a la ley, el estado chileno tiene que mantener en sus manos un piso de un 35% de la propiedad de cada empresa.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores