García: No incluir negociación colectiva significaba postergar la discusión

El no hacerlo, claramente significaba postergar la discusión de la reforma laboral. Nos ha parecido conveniente tener un solo gran momento de cambio en la legislación laboral y por lo tanto dejar establecidas las reglas básicas del juego de aquí en adelante", dijo el ministro secretario general de la Presidencia, Alvaro García.

18 de Diciembre de 2000 | 13:42 | El Mercurio Online
SANTIAGO.- El ministro secretario general de la Presidencia, Alvaro García, señaló hoy que el no incluir en la discusión del proyecto de reforma laboral que está en trámite en el Congreso el tema de la negociación colectiva, "claramente" significaba postergar la discusión de esta iniciativa.

"El no hacerlo, claramente significaba postergar la discusión de la reforma laboral. Nos ha parecido conveniente tener un solo gran momento de cambio en la legislación laboral y por lo tanto dejar establecidas las reglas básicas del juego de aquí en adelante", dijo el secretario de Estado al intervenir en el seminario "Política y Economía: ¿Matrimonio o Divorcio?", organizado por la
Asociación de Exportadores de Manufacturas (Asexma Chile), que preside Roberto Fantuzzi.

En la ocasión, García precisó que en el ámbito laboral, existen decisiones por tomar dentro de la Concertación, por lo cual se ha convenido construir un acuerdo antes de difundirlo y recalcó que el Gobierno apunta en la dirección en lo que el proyecto de ley ya establece. "Si ustedes miran el proyecto de ley actual, el que se envío al Parlamento, constatarán que tiene un objetivo central: fortalecer la flexibilidad y la capacidad de los sindicatos de manera simultánea, porque creemos que ésta es la forma correcta de dar cuenta de los desafíos económicos que Chile tiene por delante", añadió.

Dijo que en esta materia, el objetivo de las autoridades consiste en avanzar por sobre todo en crear las condiciones para reducir las tasas de desempleo, para lo cual se diseñó un presupuesto fiscal muy orientado a la creación de puestos de trabajo, donde la inversión es lo que más crece, particularmente los estímulos para que crezca la inversión privada, tanto de manera directa a través de programas de inversión pública como en el fortalecimiento de acciones de capacitación de apoyo a la pequeña y mediana empresa (Pymes) y la relocalización laboral que permita que más trabajadores encuentren fuentes de trabajo.

"Quisiéramos también avanzar en la reforma laboral que ya enviamos al Congreso y cómo lo señalamos hace unos días quisiéramos completar con la incorporación de un capítulo sobre negociación colectiva que no ha sido definido aún, que tiene que construirse un acuerdo dentro de la Concertación y ojalá más allá de eso", precisó.

Indicó que la disposición del Gobierno de avanzar en negociación colectiva surge básicamente con el compromiso que tiene con el país y que adquirieron todos los candidatos que se presentaron en la última elección.

"Recordemos que no sólo Ricardo Lagos, también Joaquín Lavín, en la última elección presidencial, señaló que había que modificar este capítulo y crear las condiciones para que éstas se extendieran en el país", sostuvo.

A juicio de García, resulta imposible pensar hacer una reforma laboral y no incluir el capítulo que los candidatos que sacaron casi el 100% de los votos, habían señalado que debían ser incluidos.

"Estamos conscientes que ser una economía competitiva y exitosa en la economía global requiere de un mercado laboral flexible, pero también queremos que esa flexibilidad no sea a costa de los trabajadores y por lo tanto, ellos sean actores del proceso de liberalización comercial", sostuvo.

En la actual ley, dijo, se incluyeron normas que flexibilizan el mercado del trabajo y también artículos que dan mayor libertad y seguridad al movimiento sindical. "Creemos que cuando los trabajadores se comprometen con los cambios que la empresa necesita, son actores de un mercado laboral más flexible, es posible combinar derechos laborales, seguridad para los trabajadores con la flexibilidad que el mercado requiere", comentó.

Por lo anterior, dijo que el principal y primer cambio que hizo el Gobierno apenas asumió fue enviar el proyecto de Seguro de Desempleo al Congreso. "No nos parece posible avanzar en flexibilidad si no hay algún nivel de seguridad para los trabajadores. Este además ha sido el postulado básico de la Concertación desde que llegó al Gobierno", manifestó.

"No vemos incoherencia alguna entre promover una economía más competitiva, más flexible, más innovadora, con promover simultáneamente más derechos para los trabajadores, más capacidad para que éstos participen en la empresa", recalcó.

García aseguró que esta intención del Gobierno es la experiencia de las economías más dinámicas del mundo y de las propias empresas chilenas y recordó que de acuerdo a una reciente encuesta de la Dirección del Trabajo, aquellas empresas que tienen sindicatos, aprecian el rol del sindicato como factor de innovación y progreso para la empresa y los dirigentes sindicales aprecian el
rol de la gerencia. "Eso no ocurre en las empresas que no tienen sindicatos", dijo.

"Esas relaciones de trabajo es un factor del progreso para la empresa y para el país y eso es lo que busca hacer la reforma laboral que ya está en discusión en el Parlamento", concluyó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores