Chile crecerá 23% en quinquenio 1997-2001

El ministro secretario general de la Presidencia, Alvaro García, señaló que Chile se proyecta crecer un 23%, mientras que el resto de las economías latinoamericanas un 13%; y las economías más dinámicas del Asia, un 18%, "dando cuenta por lo tanto del liderazgo que Chile mantiene en materia de crecimiento económico".

18 de Diciembre de 2000 | 17:14 | El Mercurio Online
SANTIAGO.- Chile quebró este año la tendencia recesiva que traía, generando las bases para reactivar la economía y alcanzar una saludable tasa de crecimiento en torno al 6% el 2001, lo que permite proyectar con relativa tranquilidad tasas iguales o superiores a partir de 2002, dijo hoy el ministro secretario general de la Presidencia, Alvaro García.

El secretario de Estado recordó que en este mismo período del año pasado los
pronósticos señalaban que la economía podía crecer al 5% e incluso algunos lo
ponían en duda, pero ahora la discusión es si el país va a crecer al 5,6% ó al
5,8%.

"El crecimiento no sólo ha sido positivo para nuestros estándares, sino que ha sido particularmente positivo si uno lo compara en el escenario internacional", dijo el secretario de Estado al intervenir en el seminario "Política y Economía: ¿Divorcio o Matrimonio?", organizado por la Asociación de
Exportadores de Manufacturas (Asexma Chile).

Incluso dijo que de acuerdo a proyecciones del Banco Central, las cifras de crecimiento para el próximo año, considerando el período de la recesión y la recuperación de los años 1997 al 2001, respectivamente, Chile se compara favorablemente con todas las economías emergentes que tuvieron problemas durante la crisis y que se recuperaron muy aceleradamente, como ésta ocurriendo en este momento con las economías asiáticas.

García sostuvo que en el quinquenio, Chile se proyecta crecer un 23%, mientras que el resto de las economías latinoamericanas un 13%; y las economías más dinámicas del Asia, un 18%, "dando cuenta por lo tanto del liderazgo que Chile mantiene en materia de crecimiento económico".

Sin embargo, precisó que este positivo crecimiento no deja ver las dificultades que persisten. Por ejemplo, indicó que se trata de un crecimiento que no ha tenido el impacto en el empleo que las autoridades esperaban ni tampoco ha sido propulsado por el consumo doméstico como se suponía iba a ocurrir.

El secretario de Estado recalcó que el hecho que el consumo siga creciendo lentamente es una fuente de dificultades para muchas empresas que se orientan a satisfacer la demanda interna.

Por ello, dijo que en este terreno se ha caído en una especie de círculo vicioso que es urgente revertir. Agregó que si uno mira la situación del consumo constatará que el principal cambio ha sido la falta de endeudamiento de las familias. Comentó que en los primeros ocho años de la década del noventa, el endeudamiento crecía en promedio en un 17% anual; sin embargo, esa tasa para este año será de sólo 4%.

"Hay un cambio por lo tanto en la disposición de las personas hacer compras de significancia y eso sin duda ocurre por el miedo a perder sus fuentes de trabajo. No ocurre necesariamente con las familias que están desempleadas y que están sufriendo lo peor de la crisis, sino con aquellos que teniendo un trabajo creen posible perderlo y por lo tanto no están dispuestos a incurrir en gastos
significativos. El que no lo hagan es la principal razón por la cual el consumo no crece y al no crecer desestimula la creación de nuevas fuentes de trabajo", añadió.

A juicio de García, quebrar este círculo vicioso básicamente requiere modificar las expectativas sobre el futuro realizando una campaña pro-optimismo, propuesta llevada ya adelante por el presidente de Asexma Chile, Roberto Fantuzzi.

Sin embargo, dijo, aún no hay la suficiente confianza en las personas de que eso va a ocurrir. "Y a mi juicio, nuevamente en esta falta de confianza incide fuertemente la política", precisó.

Indicó que lo más sintomático en ese sentido fueron las declaraciones realizadas por senadores de la oposición la semana antes pasada, cuando el INE comunicó que la tasa de desempleo nacional cayó desde un 10,7% a un 10,0%, y sólo se buscó demostrar que dicha caída era realmente un alza en la tasa de desempleo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores