Fed mantiene tasa de interés

La decisión del banco central se dio después de una reunión a puertas cerradas del Comité Federal de Mercado, que fija la política del organismo y que incluye al presidente de la Fed Alan Greenspan.

19 de Diciembre de 2000 | 16:29 | AP
WASHINGTON.- La Reserva Federal dejó intactas hoy las tasas de interés pero advirtió que en el futuro podría reducirlas para evitar una recesión.

La decisión del banco central se dio después de una reunión a puertas cerradas del Comité Federal de Mercado, que fija la política del organismo y que incluye al presidente de la Fed Alan Greenspan.

Dada la decisión, la tasa de interés clave a corto plazo llamada tasa de fondos federales se quedará a 6,5%, su máximo en nueve años. Esa tasa es la que se cobran los bancos de un día a otro.

Por primera vez, el banco central modificó su orientación política, encaminada a señalar futuros movimientos de las tasas, declarando que ya no considera a la inflación como la principal amenaza a la economía, sino la debilidad económica.

"Aunque persisten algunos riesgos inflacionarios, han disminuido debido al ritmo mas moderado de la actividad económica", agrega la declaración.

En Wall Street, las acciones repuntaron después del anuncio de la Fed, y el índice industrial Dow Jones avanzó 11 puntos por la tarde.

El cambio en la declaración de política de la institución fue más allá de lo que los analistas habían previsto.

Muchos analistas pensaban que la Fed cambiaría de una directriz contra la inflación a una posición neutral, considerando iguales los riesgos de inflación que los de recesión.

Pero al fijarse en los riesgos de recesión, la Fed dio la razón a los analistas que prevén recortes en las tasas a partir de la próxima reunión del banco, el 30 y 31 de enero.

La última vez que la Fed redujo las tasas fue en 1998, en respuesta al declive económico global desatado por la crisis financiera asiática.

Entre los riesgos que enfrenta la economía estadounidense, la Fed citó una menor demanda de los consumidores y la reducción de las ganancias corporativas debido al aumento en los precios de la energía. También mencionó la caída en la confianza del consumidor.

La declaración del banco central destacó asimismo los "informes de reducciones sustanciales en ventas e ingresos, y la tensión en algunos segmentos de los mercados financieros".

Agregó que todos estos factores muestran que la economía, que registró una desaceleración dramática en el verano, "podría estar frenándose más".

Tras reunirse el lunes con Greenspan, el presidente electo George W. Bush dijo que el Congreso debería aprobar su masivo plan de reducciones fiscales de 1,3 billones de dólares para tener "un seguro" contra un potencial declive de la economía.

Pero el plan podría encontrar un obstáculo en el mismo Greenspan, quien ha señalado que le gustaría que los superávits presupuestarios del gobierno fueran utilizados para pagar la deuda nacional, no para brindar alivios fiscales o aumentar los gastos del gobierno.

Recientemente, Greenspan señaló que los encargados de diseñar las políticas deben estar alertas ante golpes inesperados que podrían truncar la expansión económica que lleva casi 10 años, la más larga en la historia de Estados Unidos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores