Se reinstalaría Mesa de Diálogo para consensuar Reforma Laboral

El Gobierno estudia la posibilidad de reinstalar la Mesa de Diálogo para lograr consensos en torno a los temas "duros" que decidió incorporar al proyecto de reforma laboral que se tramita en el Congreso, informó el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Ricardo Ariztía.

21 de Diciembre de 2000 | 15:23 | El Mercurio Online
SANTIAGO.- El Gobierno estudia la posibilidad de reinstalar la Mesa de Diálogo para lograr consensos en torno a los temas "duros" que decidió incorporar al proyecto de reforma laboral que se tramita en el Congreso, informó hoy el recién electo presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Ricardo Ariztía, en lo que fue su primera conferencia de prensa.

El dirigente empresarial dijo que así se lo propuso el ministro secretario general de Gobierno, Alvaro García, durante una conversación telefónica que sostuvieron esta mañana, ocasión en que Ariztía lo invitó a participar en la reunión del Comité Ejecutivo de la Confederación que se realizará el próximo martes 26 para presentarle lo que será la agenda de la entidad para el 2001.

"Queremos una mesa eficiente y ágil en la toma de decisiones para que no se transforme en otro elemento de trabamiento burocrático, porque cuando las mesas son excesivamente amplias no se llegan a acuerdos", explicó.

"Hay una desconfianza que preocupa", dijo el empresario, precisando que de ahí nace la decisión del Gobierno de reinstalar la Mesa.

¿Cuál será el plan de acción que llevará a cabo como presidente de la CPC en materia de las reformas laboral y tributaria?

- Se trata de temas coyunturales que siempre vamos a tener. Por ello, tenemos comisiones de trabajo dentro de la Confederación y que los estamos manejando día a día de acuerdo a lo que van aprobando las distintas comisiones en el Parlamento y los planteamientos que hemos hecho a los ministros.

"Pero hay varios puntos que no compartimos. Sin embargo a través de nuestras propuestas que hemos hecho a la autoridad, hemos ido mejorando el calificativo que teníamos de esos proyectos desde nuestro punto de vista", añadió.

Respecto a la reforma tributaria, Ariztía recordó que existe un compromiso por parte del Presidente Ricardo Lagos de no gravar a las empresas con impuestos adicionales, "eso nos tiene muy tranquilos".

En cuanto a la reforma laboral, señaló que hubo un cambio de actitud del Gobierno al decidir iniciar las discusiones para incorporar los temas duros, "que nos dejan nuevamente en una situación que tenemos que analizar". Sin embargo, señaló que hoy o este viernes se reunirá con el ministro del Trabajo y Previsión Social, Ricardo Solari, para abordar este tema. Asimismo, a las 17:30
horas de esta tarde, se reunirá con el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, y dentro de los próximos días con el Presidente Lagos.

"La idea es contar con una reforma laboral que sea pro-empleo con una flexibilidad laboral real, porque a su juicio el actual no apunta en esa dirección", añadió.

En esta materia, ¿comparte las declaraciones de Walter Riesco en el sentido que este proyecto sería mediocre e ineficiente?

- Sí las comparto, por la lentitud en que ellas se han llevado. Ese es el problema central y cómo yo interpreto las palabras de Walter Riesco. No nos olvidemos desde cuándo se discute este tema.

"Ahora llevamos prácticamente un año discutiéndolo, y ello sólo entraba y retrasa el crecimiento y la reactivación de muchas empresas que están a la espera de una decisión definitiva", dijo. Por ello, señaló que el país debe cambiar de actitud, "tomándonos plazos más razonables para que no afecten el desarrollo del país".

¿Cómo quedaron las relaciones entre el empresariado y el Gobierno después de esta polémica?

- No veo ningún inconveniente. Tengo una excelente relación con el Presidente de la República y con la mayoría de los ministros. Eso no significa que tenga mala relación con algunos, porque con algunos no tengo mayor contacto.

En cuanto a las declaraciones del ministro secretario general de la Presidencia, Claudio Huepe, quien realizó una dura crítica sobre su primer discurso como presidente de la CPC, Ariztía lamentó "esa bienvenida del Gobierno" y argumentó que las apreciaciones de Huepe "no coinciden" con los
llamados de apoyo que ha tenido de parte de otros ministros.

"El problema central está en que muchas veces se busca una frase de un discurso para hacer una crítica. Pero yo le pediría al ministro Huepe que leyera el discurso en su integridad y va a encontrar que el 90% de éste apunta al desarrollo del país, así es que lamento esas expresiones que estoy seguro no son compartidas por muchas autoridades de Gobierno", dijo.

Pero, ¿usted fue prácticamente descalificado por el Gobierno?

- Bueno yo ya lo dije, tenemos otra información y he tenido varios llamados diferentes de lo que dijo Huepe.

- ¿Considera que comenzó mal la relación con el Gobierno?

- No, en lo absoluto. Así es que no le doy mayor importancia.

El dirigente empresarial dijo que sus prioridades apuntarán a tener un país sólido con importantes crecimiento que, a su juicio, en definitiva aumentan la tasa de empleo en el país y también su desarrollo.

"Creo que ese es el tema central: desarrollo, crecimiento, confianza y entendimiento. Lo digo así, porque a veces, somos mal interpretados en algunos aspectos, donde el empresariado nacional siempre lo que busca es el desarrollo, la libertad de emprender y las buenas relaciones con las autoridades de Gobierno", añadió.

Ariztía precisó que la gestión de la CPC será siempre propositiva, proactiva y optimista, "emitiendo en forma clara opiniones y señales respecto a aspectos que no nos parecen razonables. Pero la palabra franca y transparente siempre la tendrán desde esta institución".

Respecto al trabajo con las ramas y el Comité Ejecutivo de la CPC, dijo que su esfuerzo central será una coordinación permanente con sus miembros y que la Confederación actúe en temas macroeconómicos donde no existan intereses contrapuestos entre las ramas, resolviendo internamente los problemas de la entidad.

Asimismo, anunció que el gerente general de la CPC, Manuel Cereceda, renunció hace unos días a su cargo. Por lo tanto, a partir del 8 de enero asumirá esas funciones Cristián Pizarro, quien ya había ocupado ese cargo durante la administración de José Antonio Guzmán y sólo por un año en la de Walter Riesco.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores