Eyzaguirre considera auspiciosa, pero no satisfactoria baja del desempleo

"La tasa de desempleo ha disminuido más en función de la desaceleración de la fuerza de trabajo que por la capacidad de la economía de generar nuevos empleos. No obstante, estamos seguros que conforme continúe el crecimiento de la economía, no sólo tendremos un menor desempleo, sino también un aumento de la ocupación", dijo el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre.

27 de Diciembre de 2000 | 15:18 | El Mercurio Online, por Carola Ortega
SANTIAGO.- El ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, señaló hoy que si bien la baja de la tasa de desocupación a 9,4% en el trimestre móvil septiembre-noviembre es una señal auspiciosa, "está lejos de ser satisfactoria".

Lo anterior, debido a que, a su juicio, un 9,4% es una cifra aún muy elevada que confirma que la creación de empleo en doce meses ha sido casi nula.

"La tasa de desempleo ha disminuido más en función de la desaceleración de la fuerza de trabajo que por la capacidad de la economía de generar nuevos empleos. No obstante, estamos seguros que conforme continúe el crecimiento de la economía, no sólo tendremos un menor desempleo, sino también un aumento de la ocupación", dijo Eyzaguirre.

Agregó que "estamos seguros que el proceso de ajuste que hicieron las empresas durante la crisis y el período posterior a ella, está llegando a su término, por lo que se va a producir una necesaria contratación de mano de obra".

Recordó que en el Presupuesto del 2001 se tienen contemplados recursos para programas pro empleo del Ministerio del Trabajo, para el Programa para el Mejoramiento Urbano del Ministerio del Interior y para el Fondo de Contingencia que comenzará a ser utilizado una vez que la tasa de desocupación supere el 9,0% a nivel nacional.

"Por lo tanto, contamos con recursos para atacar las situaciones de emergencia que se presenten en el país... Si procuráramos tener una política donde todas las comunas del país no tuvieran una tasa de desempleo superior al 9,0%, estaríamos aspirando a una tasa nacional del 7,0% y eso está más allá de lo que el sector público puede hacer. La principal responsabilidad de contratación de mano de obra le corresponde al sector privado, y para eso estamos dando todas las señales a objeto que la iniciativa privada se reactive con la celeridad que se necesita. No es responsable pensar ni prometer que la tasa de desocupación se podrá ubicar en un dígito en todas las comunas del país", sostuvo.

Precisó que en el 2000 la economía chilena crecerá en torno al 5,5%, nivel considerado el segundo más alto de la región, y el primero entre las economías emergentes. En tanto, en el 2001 la actividad se incrementará en un 6,0% y el desempleo se ubicará un punto porcentual por debajo del cierre del 2000.

"Esto no significa caer en la autocomplacencia. El gobierno está profundamente preocupado por el tema del desempleo. Sin embargo, estamos seguros que la única forma real y duradera para combatir el flagelo del desempleo es procurando un crecimiento económico elevado. Por eso, en el Presupuesto del 2001 hemos focalizado los recursos en los sectores más vulnerables... Tenemos que tener paciencia porque nos va a tomar algún tiempo poder volver a tasas de desempleo relativamente más normales. Creo que en el 2001 el desempleo va a bajar y la confianza va a volver", puntualizó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores