Chile estudia prohibir ingreso de carne brasileña para prevenir mal de las vacas locas"

"Estamos estudiando la posibilidad de cerrar las fronteras del país al ingreso de carne brasileña, porque tenemos informaciones de que ésta estaría infectada con el mal de las vacas locas", manifestó el presidente del Servicio Agrícola Ganadero (SAG), Lorenzo Caballero.

07 de Febrero de 2001 | 16:47 | EFE
SANTIAGO.- El Gobierno chileno confirmó hoy que estudia la posibilidad de prohibir el ingreso de carne procedente de Brasil para resguardar al país de un eventual contagio del mal de las vacas locas.

"Estamos estudiando la posibilidad de cerrar las fronteras del país al ingreso de carne brasileña, porque tenemos informaciones de que ésta estaría infectada con el mal de las vacas locas", manifestó el presidente del Servicio Agrícola Ganadero (SAG), Lorenzo Caballero.

Brasil se ha transformado en los últimos dos años en uno de los mayores exportadores de carne bovina a Chile, después de Argentina.

De hecho, en el 2000 las importaciones de ese producto aumentaron en un 39,9 por ciento, en comparación con 1999, al alcanzar 25.789 toneladas.

Por ello, el veterinario del SAG, el principal servicio de fiscalización sanitaria del país, Claudio Poblete, explicó que hay que extremar las medidas de seguridad y aunque reconoció que los temores podrían ser infundados "hay que ser desconfiados".

Sin embargo, a juicio del experto, no se puede descalificar la calidad de la carne brasileña, la cual es comercializada principalmente en supermercados a precios inferiores que la carne local.

A mediados de enero el Colegio Médico Veterinario solicitó al Gobierno una actitud mucho más enérgica frente a la amenaza de la enfermedad de las "vacas locas" o Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB).

"Hay que impedir la entrada a Chile de todo tipo de alimentación animal que provenga del extranjero, especialmente de los países europeos", advirtió el presidente de la Comisión de Divulgación Científica de los profesionales, Hugo Díaz.

En tanto, el pasado 4 de febrero la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios denunció que los supermercados chilenos venden al parecer productos contagiados con el "mal de las vacas locas".

"Todos los quesos de procedencia francesa y española que están en los mercados además de los embutidos, y todo producto animal que ha llegado de Europa puede traer el contagio", aseguró el director de la entidad, Ernesto Benado.

A raíz de estas reacciones, los organismos sanitarios chilenos dispusieron un plan de fiscalización estricto sobre la importación al país de carne bovina procedente de otros países, incluidos los de la región.

Chile mantiene prohibido desde 1990 el ingreso de animales, productos y subproductos bovinos de riesgo provenientes de países con EEB, como bovinos vivos, carne fresca, alimentos para mascotas con harina de carne y hueso.

No obstante, todavía puede entrar la leche y sus derivados, lactosa, semen, sebo libre de proteína, pieles y cueros.

El mal de las vacas locas se inició en el Reino Unido en 1986 y desde entonces se ha extendido a otros 15 países en Europa y ha afectado a miles de cabezas de ganado que debieron ser sacrificados.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores