Expertos entregan claves para elegir la mejor manera de endeudarse esta Navidad

Créditos de consumo, avances en efectivo, tarjetas de crédito o de casas comerciales son algunas de las opciones que actualmente tienen los consumidores.

10 de Diciembre de 2010 | 14:53 | Emol
El Mercurio

SANTIAGO.- El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) realizó un llamado a endeudarse con prudencia, si es que se requiere hacerlo, en estas fiestas de Navidad, para evitar un endeudamiento excesivo de las familias que vaya más allá de lo aconsejable.


"Si decide comprar a crédito, no pida más de lo que pueda pagar. El mejor regalo que puede hacer a su familia es la tranquilidad y no la angustia por deudas que no pueda asumir", señalan en la entidad.


"Mejor gástese el aguinaldo o lo que tenga en el bolsillo, ya que los estudios realizados han comprobado una y otra vez que puede terminar pagando más del doble por pedir un crédito", indicó el organismo de defensa del consumidor.


Y si el consumidor decide endeudarse, siempre es mejor cotizar. Actores de menor participación en el mercado, como las compañías de seguros y específicamente, las cajas de compensación, suelen entregar créditos menos complejos (si costos adicionales como comisiones) y de menor costo para el consumidor, según indican los datos del Sernac.


El Sernac está terminando de elaborar su próxima encuesta comparativa de alternativas de endeudamiento, la que dará a conocer próximamente, como regularmente lo hace antes de las Fiestas de Navidad. Sin embargo, en la entidad dicen que los resultados de estas mediciones no varían demasiado y que las conclusiones son similares.


"Por un crédito de consumo se puede pagar hasta el doble de lo que se pidió", resumen en la entidad, recalcando que entre las alternativas existentes en el mercado puede haber diferencias de hasta cinco veces (500%), lo que da cuenta de la importancia de cotizar.


Y no hay que fijarse sólo en las tasas de interés, pues el costo final del crédito está formado por comisiones y seguros y  "además dependerá del tipo de cliente que sea para la empresa". Según sus características, será lo que le cobren.


Mirando alternativas, los bancos -en materia de créditos de consumo- se encuentran entre las instituciones donde más oneroso puede resultar pedir un préstamo a 36 meses (por ejemplo, $500.000), con un costo final de casi $1.000.000, es decir, el doble. Y las compañías de seguro y cajas de compensación, donde puede resultar más barato (entre $740.000 y $750.000). En el medio, se pueden encontrar las Cooperativas de Ahorro y Crédito (con un costo cercano a los $907.000, es decir un poco menos del doble).


Por otro lado, entre usar una tarjeta y hacer uso de un avance en efectivo, también las conclusiones son decidoras. Un avance en efectivo puede resultar hasta $40 mil más caro que usar la tarjeta. También en este caso se  puede terminar pagando más del doble si accede a las opciones menos convenientes del mercado.


Si se comparan las alternativas de un crédito simple versus un avance en efectivo, ocurre que las Cajas de Compensación tienen el menor costo promedio de $108.344 (y costo único) por un crédito simple de $100 mil en 12 cuotas. Le siguen los avances con tarjetas de crédito bancarias (con un máximo de $177.072) y los avances con tarjetas de crédito del retail (con un máximo de $154.450).


Siempre es importante fijarse no sólo en los intereses, pues el costo final está formado también por las comisiones que pueden llegar a formar hasta el 46% del costo de un avance en efectivo, destacan en el Sernac.


"Aproveche bajas por el dólar"


El académico de la Universidad de Chile, Leonardo Torres, destaca también a Emol algunos aspectos a considerar a la hora de estas compras navideñas.


Por ejemplo, llama a cotizar adecuadamente en productos importados, porque la baja del dólar se ha traspasado en forma relevante a productos como electrodomésticos y artículos tecnológicos y de comunicaciones. También en medida importante al rubro automotriz.


Indica que esa es una razón relevante para tratar de comprar al contado -o hacerlo en la menor cantidad de cuotas-, si se trata de un crédito de una casa comercial o institución financiera. El economista recuerda que los intereses han estado subiendo en los últimos meses y que eso se termina trasladando al costo que pagan los consumidores. 


Tampoco hay que olvidar que es muy frecuente que las personas se terminen atrasando en algunas cuotas y eso redunda en fuertes cobros por cobranzas, otro aspecto a considerar al momento de endeudarse o pagar al contado.

Las recomendaciones del Sernac para endeudarse

- Mejor gástese el aguinaldo o lo que tenga en el bolsillo ya que los estudios han comprobado una y otra vez que puede terminar pagando más del doble por pedir un crédito. 


- Si decide comprar a crédito, no pida más de lo que pueda pagar. "El mejor regalo que puede hacer a su familia es la tranquilidad y no la angustia por deudas que no pueda asumir", dice el Sernac. 


- Compare fijándose en el costo final, no sólo en la tasa de interés, pues el costo final del crédito está formado por comisiones y otros costos asociados.   


- Cotice y evalúe las distintas opciones de crédito considerando no sólo el "desde" si no también el “hasta” o cuánto será lo que le cobrarán a usted dependiendo del tipo de cliente que sea. Sólo en un avance en efectivo de $100 mil en 12 meses, dos consumidores que pidan el mismo crédito, pagan más de $120 mil de diferencia.


- Es mejor pagar las compras con una sola tarjeta y es recomendable concentrar todas las compras en una sola transacción. "Cada vez que se pasa por la caja le estarán cobrando comisiones". 


- En general, es más barato comprar con tarjeta de crédito que pedir un avance en efectivo. No olvide que un avance en efectivo es un crédito aunque no se llame así. "Y no hay crédito gratis", recuerdan en el Sernac. 

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores