Viña Requingua apuesta por el mercado nacional y espera duplicar exportaciones

La empresa vinícola ubicada en el valle de Curicó envía el 95% de su producción a mercados como EE.UU., Brasil, China o Rusia y, durante el último año, apuesta con algunos de sus productos al mercado chileno.

07 de Octubre de 2012 | 07:10 | Emol
Carlos Agurto L., Emol.

SANTIAGO.- La Viña Requingua cumplió cinco décadas durante el 2012 y aprovechó esta celebración para iniciar un fuerte proceso de expansión con el que pretende duplicar sus envíos al extranjero en los próximos diez años y asentarse en el mercado chileno con productos novedosos que sorprendan al consumidor local.


El presidente de Viña Requingua, Santiago Achurra, explicó a Emol que "somos una empresa principalmente exportadora, y en el marco de la celebración de nuestro medio siglo de vida, queremos invitar a los chilenos a conocer nuestros vinos".


"El mercado nacional está tomado por las grandes viñas y sabemos que será así durante mucho tiempo, pero existen muchos consumidores que le gustan los productos nuevos, distintos y nos dimos cuenta que existe un espacio ahí,  por eso quisimos entrar al mercado nacional", añadió.


Sin embargo, pese a la buena recepción de sus marcas Toro de Piedra, Puerto Viejo o Potro de Piedra, las ventas en Chile representan sólo el 5% total comercializado por la firma, cifra que, según Achurra, "no deja de ser importante".


Irrupción en mercados emergentes


La viña, enclavada en el Valle de Curicó, se ha dedicado principalmente a la exportación de vino y en los últimos años también a reforzado sus esfuerzos en el envío a mercados emergentes. "Cuando eres una viña que está hace pocos años produciendo vinos en botella, vas a muchos mercados que ya están muy desarrollados. Por ejemplo, en Inglaterra todos los distribuidores importantes están trabajando con otras viñas y si golpeas las puertas no eres bien recibido, por que no les interesa".


"Viñas nuevas, como la nuestra, tienen que ir a mercados más jóvenes, que todavía no están desarrollados, que no tienen viñas chilenas, por eso que nos orientamos a países como Estados Unidos, Brasil, China y Rusia", añadió.


Y la apuesta ha sido positiva. Actualmente la viña realiza envíos por alrededor de US$ 34 millones a más de 30 mercados en el mundo, ubicándola como la vigésima empresa del sector en el país.


"Chile al año 2020 piensa duplicar sus exportaciones de vino de US$ 1.500 millones a US$ 3.000 millones y eso va a significar que, si nosotros vamos al mismo ritmo de crecimiento, también deberíamos duplicar nuestras exportaciones en los próximos 8 o 10 años", explicó Achurra.


Crisis económica y oportunidades


Consultado por el efecto que tiene para la industria vinícola chilena la evolución de la crisis económica internacional, Santiago Achurra, ve en esta circunstancia una posibilidad de ser creativos e innovadores. "Ahora hay que ser muy diligente y ver hacia dónde orientamos nuestros esfuerzos y nuestras inversiones. Creo que ahora más que nunca hay que buscar la oportunidad porque hay muchos países con problemas".



Es por esto que el presidente de Requingua es optimista y cree la crisis no afectará el consumo de vino a nivel mundial. "Chile tiene vinos un poco más económicos que el mundo y, a la gente que le gusta tomar, lo hará igual y cuando hay una crisis se tratará de tomar una botella a un precio más conveniente. En ese sentido, Chile tiene oportunidades", aseguró.