Tribunal rechaza reapertura en causa contra Grupo Cruzat y critica actuar de fiscal regional

El juez de garantía Juan Fernando Opazo no acogió por improcedente la solicitud de la Fiscalía Oriente, que tenía la intención de anular la decisión de no perseverar en la investigación por las presuntas irregularidades en el portal Miscuentas.com. comunicada ayer.

28 de Febrero de 2014 | 09:37 | Por Andrea González Schmessane, Emol

Fiscal Regional Alberto Ayala.

El Mercurio

SANTIAGO.- Una dura crítica planteó este jueves el juez titular del 4° Juzgado de Garantía de Santiago, Juan Fernando Opazo, al actuar del fiscal regional oriente Alberto Ayala. Este último había solicitado al tribunal -a través del fiscal Felipe Díaz- dejar sin efecto el requerimiento presentado ayer por el fiscal adjunto Rodrigo Varela, para comunicar la decisión del Ministerio Público de no perseverar en la investigación sobre las presuntas irregularidades detectadas en el portal de pago Miscuentas.com, ligado al Grupo Cruzat.


Esto, por considerar que dicho requerimiento "es improcedente", incluso considerando que el tribunal no puede obligar al Ministerio Público a comunicar la decisión anunciada, "porque, de la misma forma antes dicha, sería inmiscuirse en facultades de otro órgano del Estado", explica en su resolución.


En el documento al que tuvo acceso Emol, el magistrado pone en evidencia -a su juicio- una clara descoordinación entre el fiscal adjunto y su superioridad jerárquica, explicando que la primera solicitud fue ingresada "por interconexión a primera hora del día de hoy" y que con posterioridad -a las 12:38 horas de este jueves- se recibió el escrito del fiscal Díaz, en el que se informa el acuerdo de revertir la decisión informada ayer ante el 4° Juzgado de Garantía de Santiago.

En este escenario, el juez rechazó anular la primera petición de la Fiscalía y mantuvo la audiencia programada para el próximo 17 de marzo, instancia en la que eventualmente se discutirá si se mantiene la decisión de no perseverar, o bien si se reabre la causa en la que están imputados el dueño de la empresa, Manuel Cruzat Infante, y sus hijos Nicolás y José Luis, a quienes el Ministerio Público formalizó en abril de 2013 por el delito de apropiación indebida de US$ 40 millones.

"Que resolver en contrario significaría por ejemplo aceptar que si con posterioridad a presentar la acusación, el Ministerio Público estimará que debió presentarse en otra forma, pudiera presentar una nueva, o que si se omitieron pruebas, se pueda presentar una nueva acusación con nueva prueba, o que si pronto a vencer el plazo para acusar, estimará que debe estudiar de nuevo los antecedentes, volviera a abrir la investigación, para cerrarla nuevamente y ahora presentar en nuevo plazo acusación, todas situaciones inaceptables procesalmente y que claramente vulnerarían las reglas del debido proceso, que regulan el ejercicio de la acción penal por el Estado", detalla en su escrito.

Cronología


Ayer, la Fiscalía Oriente envió a dicho juzgado una solicitud de audiencia para comunicar la decisión de no perseverar en la causa liderada por el fiscal Felipe Díaz.


En el requerimiento se detalló que "durante la investigación realizada no se han reunido antecedentes suficientes para fundar una acusación", por cuanto "con fecha 25 de febrero de 2014, ha decidido cerrar la presente investigación".


Un día después, sin embargo, se resolvió dejar sin efecto el cierre de la investigación luego de que el Grupo Falabella, a través de su representante legal, solicitara al fiscal regional Alberto Ayala reconsiderar su resolución y continuar con las indagatorias por supuestas anomalías en las que habría incurrido la firma, en específico en lo relacionado con la no restitución de los dineros recaudados a través del portal de internet, por concepto de pagos de la tarjeta de la multitienda.


Según explicaron desde la Fiscalía, la decisión se tomó luego de estudiarse los antecedentes, y como el cierre es un acto de carácter administrativo susceptible de rectificación por el superior jerárquico, se acordó revertir lo informado en primera instancia al tribunal.


Indagatorias


Las indagatorias comenzaron en abril de 2013 tras una denuncia presentada por el Grupo Falabella. Un mes después, el ente persecutor penal ofreció una salida alternativa que no fue aceptada por la parte querellante.


Esta correspondía a la suspensión condicional del procedimiento a cambio del pago del 50% del monto total defraudado.


En tanto, en noviembre pasado el Grupo CB -ligado a Manuel Cruzat Infante- reaccionó ante las querellas que presentó la firma de retail en su contra e interpuso una demanda ante el 15° Juzgado Civil de Santiago por US$ 500 millones en contra de CMR Falabella.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores