FMI: Uruguay es "uno de los ejemplos más estimulantes" de crecimiento con avance social

Una economista del Departamento de Finanzas Públicas de la institución analizó algunas de las políticas económicas y sociales llevadas a cabo por los Gobiernos uruguayos en los últimos 15 años.

02 de Abril de 2015 | 17:54 | EFE
AP

MONTEVIDEO.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó a Uruguay como "uno de los ejemplos más estimulantes" entre los países de América Latina que han logrado un crecimiento económico acompañado de avance social en los últimos 15 años, según una publicación en el blog de la institución sobre la región.

"En los últimos 15 años, América Latina ha logrado enormes avances en la reducción de la pobreza y la desigualdad. Uruguay se destaca (...) como uno de los ejemplos más estimulantes del esfuerzo por fomentar el crecimiento acompañado de avance social", escribió la economista del Departamento de Finanzas Públicas del FMI Elif Ture en el blog Diálogo a Fondo.

Con el título de "La senda de Uruguay hacia el crecimiento sólido e inclusivo", Ture analizó en su escrito algunas de las políticas económicas y sociales llevadas a cabo por los Gobiernos uruguayos en los últimos tres lustros, desde la salida de la crisis económica que azotó al país en 2002 y hasta la actualidad.

La economista basó parte de sus conclusiones en el informe que realizó una comisión del FMI que visitó Uruguay en diciembre 2014, y destacó "el sólido crecimiento" y las "políticas innovadoras en materia de asistencia social" como los principales factores que ayudaron al sector más pobre de la población a superar su situación.

"Aunque la recesión de 1999-2002 y la posterior crisis financiera deterioraron gravemente sus indicadores sociales, Uruguay ha logrado avances notables en el nivel de vida de sus habitantes gracias a un firme crecimiento económico y a políticas sociales activas", indicó la investigadora.

El texto muestra que los niveles de pobreza y desigualdad del país se encuentran en su punto más bajo en "décadas", y señala "el aumento del empleo y de las rentas del trabajo", y las transferencias públicas de dinero a los sectores más desfavorecidos como las principales causas de ese descenso.

Ture reflejó que Uruguay hizo un "esfuerzo deliberado en materia de política social" que conllevó un aumento del gasto público desde el 20% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2005 al 25% en 2012, y que una vez que se afianzó la recuperación tras la crisis de 2002 luchó contra la pobreza extrema a través de transferencias monetarias directas a los más necesitados.

La economista expresó también que a partir de 2007 Uruguay hizo "reformas de amplio alcance en materia tributaria y de atención de salud" que mejoraron "la progresividad del sistema tributario" y "triplicaron la cobertura del seguro de salud mediante planes públicos alcanzando una cobertura casi universal".

El texto pone su mira también sobre la igualdad de género en el mercado laboral e indica que "siguen existiendo grandes diferencias y el empleo y los salarios de las mujeres aún están rezagados con respecto a los de los hombres" pero que "las diferencias siguen siendo bajas en relación con los niveles internacionales".

Respecto al futuro de Uruguay en el contexto de una América Latina en desaceleración, Ture indicó que su principal desafío "será mantener la solidez del crecimiento y la sostenibilidad fiscal del gasto social" para "asegurar que estos notables avances no se reviertan".

Además, sostuvo que "fortalecer la calificación, en particular de las mujeres y los jóvenes", también ayudará "a lograr una reducción más perdurable de la pobreza".

"Fomentar las oportunidades de capacitación laboral y reforzar la asistencia en la búsqueda de empleo (...) ayudaría a integrar a la población pobre y vulnerable al mercado laboral y de esta forma se establecería una estrategia más perdurable para erradicar la pobreza y la vulnerabilidad", detalló.

La economista concluyó su escrito indicando que algunas investigaciones recientes mostraron "que una mejora de la calificación y la educación de los trabajadores elevarían en un 40 % la renta per cápita prevista para 2050 en Uruguay", lo que generaría "un ciclo virtuoso de crecimiento y equidad".

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores