Agentes estadounidenses detuvieron a 43 cubanos ilegales

El hecho ocurrió en la noche del jueves, cuando la Patrulla Fronteriza y la Guardia Costera descubrieron la embarcación de 9,7 metros cerca de las costas de Islamorada, en los cayos de Florida.

08 de Julio de 2000 | 02:41 | REUTERS
MIAMI.- Agentes federales de Estados Unidos detuvieron a 43 cubanos que embistieron con su bote e inutilizaron una embarcación de la Patrulla Fronteriza en una persecución y acusaron a dos de ellos de contrabando de ilegales.

Agentes de la Patrulla Fronteriza y la Guardia Costera descubrieron la embarcación de 9,7 metros cerca de las costas de Islamorada, en los cayos de la Florida, el jueves por la noche.

Según el portavoz de la Patrulla Fronteriza, Joseph Mellia, los autoridades trataron de interceptar el bote, sospechando que era un contrabando de inmigrantes a Estados Unidos.

La lancha se resistió y embistió tres veces a la embarcación de la Patrulla Fronteriza hasta que logró inutilizarla, dijo el portavoz. Dos pasajeros saltaron y fueron capturados por la Guardia Costera.

Una lancha de la Guardia Costera y un helicóptero del condado de Monroe persiguieron y rodearon a los restantes 41 pasajeros después que su embarcación tocó tierra.

La lancha estaba registrada en la Florida y los dos hombres sospechosos de ser los capitanes fueron acusados el viernes de contrabando de ilegales. Ambos son cubanos de nacionalidad que residen en Miami desde hace varios años, dijo Mellia.

Los otros 41 fueron enviados a un centro de detención de inmigración y probablemente serán puestos en libertad mientras se revisa el caso, agregó el portavoz.

A los cubanos generalmente se les permite permanecer en Estados Unidos si logran pisar tierra, pero son repatriados si se les intercepta en el mar.

En La Habana, el gobierno de Cuba atribuyó el incidente a la "criminal y riesgosa" Ley de Ajuste de inmigración que beneficia a los cubanos.

Un comunicado del gobierno leído en la televisión estatal dijo que la embarcación fue la tercera con inmigrantes ilegales que llegó a las costas de Estados Unidos en cuatro días.

"Las tres eran operaciones de contrabando o tráfico de seres humanos", señaló la nota, que añadió que las tres embarcaciones eran de la Florida.

Cuba culpa repetidamente a la ley migratoria estadounidense, que data de 1966 de alentar la riesgosa emigración por mar desde Cuba a Estados Unidos.

Generalmente, los contrabandistas cobran a los emigrantes de 5.000 a 10.000 dólares por la jornada de 160 kilómetros entre Cuba y Estados Unidos.

Mellia dijo que los presuntos contrabandistas ponen en gran peligro la vida de sus pasajeros.

"(Eran) 43 personas en una embarcación de 9,7 metros. Estaba exageradamente sobrecargada. Cualquier ola un poco grande en altamar la hubiese volcado. Ellos mostraron una total negligencia con la gente que traían a bordo", dijo Mellia.

Dos pasajeros fueron hospitalizados con dolores en el pecho y otros fueron atendidos en el lugar por lesiones menores sufridas cuando el bote encalló. Ningún agente federal resultó herido.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores