Arafat y Barak discuten temas clave para la paz

Por primera vez en la cumbre de Cercano Oriente que se realiza en Camp David, el Premier Israelí, Ehud Barak, y el líder palestino, Yasser Arafat, se reunieron directamente sin la presencia del mandatario norteamericano, Bill Clinton

13 de Julio de 2000 | 15:42 | DPA
Manifestantes se pronuncian a favor de la paz en Oriente MedioCAMP DAVID.- Por primera vez en la cumbre de Cercano Oriente que se realiza en Camp David, Estados Unidos, el Premier Israelí, Ehud Barak, y el líder palestino, Yasser Arafat, se reunieron directamente sin la presencia del mandatario norteamericano, Bill Clinton.

Ambos políticos conversaron en el "Birch Cottage", donde reside Arafat en el predio de Camp David, ubicado en las montañas de Catoctin en el estado norteamericano de Maryland, al noroeste de Washington.

Según el portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Richard Boucher, no fue un encuentro de Arafat y Barak a solas, como se supuso anteriormente, sino que también hubo miembros de las delegaciones. Sin embargo, no trascendieron detalles al respecto.

Mientras que Clinton abandonó hoy temporariamente la cumbre, israelíes y palestinos debatían los temas más espinosos del conflicto en Cercano Oriente, informaron mediadores estadounidenses.

La secretaria de Estado norteamericana, Madeleine Albright, reemplazaba a Clinton como jefe de los mediadores hasta su regreso previsto para últimas horas de esta tarde.

Entre tanto, el mandatario estadounidense viajó a Baltimore, para pronunciar un discurso ante la mayor asociación afroamericana del país, la NAACP. Luego volvió a Washington durante algunas horas y el portavoz de la Casa Blanca, Joe Lockhart, anticipó que durante su breve estadía refrendará el paquete de asistencia a Colombia.

Según un alto funcionario, Clinton se reserva por el momento sus ideas sobre los puntos conflictivos que se tratan en Camp David.

Los principales motivos de disputa entre palestinos e israelíes son el status de Jerusalén, donde ambas partes desean establecer su capital, las fronteras de un futuro Estado palestino y el destino de los más de tres millones de refugiados palestinos.

Ante todo, Clinton quiere saber hasta qué punto están dispuestas las delegaciones de Barak y Arafat a hacer concesiones, explicaron los funcionarios a la cadena de noticias CNN.

Lockhart informó anoche que se trabajó duro y con compromiso, aunque debido a la decisión tomada en Camp David de no difundir informaciones al respecto, se negó a mencionar detalles del contenido de los diálogos.

Por su parte, el diario israelí "Ha'aretz" informó que Barak propondrá un "grado de autonomía relativamente amplio" para los barrios palestinos de Jerusalén.

"Ha'aretz" afirmó que la propuesta de Barak incluirá además un "intercambio de terreno" en el que los barrios judíos en el interior o en el límite con Jerusalén oriental serían incorporados a Israel, mientras que algunos barrios palestinos serían entregados a las autoridades palestinas.

Los datos del diario están basados en una rueda de prensa que ofreció el asesor de Barak Joseph Alpher horas antes del inicio de la cumbre de Camp David.

Los palestinos quieren que Jerusalén oriental sea la capital de su futuro Estado, pero Israel, que ocupó la parte árabe de la ciudad en la Guerra de los Seis Días de 1967, y que la anexionó poco después, afirma que Jerusalén es su "capital eterna e indivisible".

Mientras tanto, el ministro israelí sin cartera Haim Ramon, cuyas responsabilidades incluyen Jerusalén, declaró ayer a los miembros de la Asociación de la Prensa Extranjera de Jerusalén que cree que ambas partes podrían retrasar un acuerdo sobre la ciudad durante varios años, mientras se negocia un acuerdo sobre otros temas en disputa.

Por otro lado, el diario "Ma'ariv", informó hoy que funcionarios de seguridad israelíes han recomendado que se deje en libertad a los prisioneros palestinos cuya liberación no fue recomendada en un principio si se alcanza un acuerdo de paz en Camp David.

Hasta la fecha, Israel ha rechazado liberar a los prisioneros palestinos acusados de delitos de sangre, es decir, que hayan herido o matado a israelíes.

Bajo nuevos criterios, los prisioneros que hayan cometido ataques antes de la firma del acuerdo de paz interino de Oslo, de 1993, o aquellos que hayan herido a israelíes o matado a palestinos acusados de colaborar con Israel podrían ser liberados si la cumbre acaba en un acuerdo de paz.

No obstante, los prisioneros que hayan matado a israelíes no serán candidatos a una posible liberación. Israel retiene actualmente en sus cárceles a cerca de 1.600 palestinos.

Este jueves, Siria evaluó escépticamente las posibilidades para un acuerdo entre Israel y los palestinos. El rotativo oficialista "Tishrin" afirmó que las posiciones que Barak antes calificaba de innegociables destruirían cualquier posibilidad de un resultado exitoso en Camp David.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores