Estudiantes indonesios descontentos con Presidente Wahid

Decepcionado por la actuación del Presidente Abdurrahman Wahid, el movimiento estudiantil indonesio le reprocha no hacer lo suficiente para luchar contra la corrupción aunque haya logrado reducir el papel de los militares en la vida política.

07 de Agosto de 2000 | 08:33 | AP
YAKARTA.- Decepcionado por la actuación del Presidente Abdurrahman Wahid, el movimiento estudiantil indonesio le reprocha no hacer lo suficiente para luchar contra la corrupción aunque haya logrado reducir el papel de los militares en la vida política.

Sin embargo, responsables estudiantiles aseguraron a la AFP que no preveían manifestaciones masivas, como en 1998 contra el ex presidente Suharto, con motivo de la reunión de la asamblea consultativa del pueblo.

Durante el encuentro de la instancia legislativa más importante del país, que deberá evaluar la política llevada a cabo en los nueve meses de gobierno de Wahid, varios millares de policías han sido movilizados en Yakarta.

El primer presidente democráticamente designado ha logrado reducir la influencia de los militares en la vida política, según los colectivos estudiantiles, pero hasta el momento ha fracasado en sus intentos de erradicar la corrupción.

"Gus Dur (sobrenombre de Wahid) no intenta instaurar la supremacía de la ley de manera seria. Prefiere un acercamiento político", explica Adian Napitupulu, un responsable del grupo radical Forkot, y "no ha logrado acabar con la corrupción, las confabulaciones y el nepotismo".

Napitupulu, conocido por sus acciones violentas contra Suharto, no piensa lanzar sus tropas contra el jefe de Estado en esta ocasión.

"Sólo manifestaremos para pedir que Suharto sea juzgado inmediatamente", explica.

Durante los últimos meses, los estudiantes radicales organizaron decenas de manifestaciones, a veces caracterizadas por encontronazos con la policía, para reclamar que el ex presidente, inculpado el jueves por corrupción, sea juzgado.

Pero estas manifestaciones no recibieron un fuerte seguimiento. Unidos antes contra Suharto, hoy los estudiantes están divididos. Ya no tienen un verdadero líder ni un enemigo al que derrotar.

Según otro responsable estudiantil, Dandi Kusumartono, el logro de Wahid al "hacer regresar a los soldados a sus cuarteles es merecedor de elogios".

Pero Indonesia debe ahora aprender a vivir, según él, con un presidente de salud frágil.

Wahid, de 60 años, casi ciego, padece dificultades motoras después de haber sufrido dos ataques cardíacos. Su gestión de los asuntos de Estado ha sido vivamente criticada por sus adversarios e incluso en ocasiones por sus allegados políticos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores