Liberado general peruano que amotinados tenían de rehén

El general Carlos Bardales Angulo, rehén del sublevado teniente coronel peruano Ollanta Humala, ha sido liberado esta noche en una operación de carácter "disuasivo" llevada a cabo por el Ejército en el sur de los Andes peruanos, según el alto mando militar.

30 de Octubre de 2000 | 23:38 | EFE
LIMA.- El general Carlos Bardales Angulo, rehén del sublevado teniente coronel peruano Ollanta Humala, ha sido liberado esta noche en una operación de carácter "disuasivo" llevada a cabo por el Ejército en el sur de los Andes peruanos, según el alto mando militar.

Bardales fue rescatado aproximadamente a las 17.00 hora local (22.00 GMT) del lunes, en una operación ejecutada por efectivos de la III Región Militar y actuando "con respeto irrestricto a los derechos humanos", aunque no se informó de la situación de Humala ni de posibles enfrentamientos.

Un comunicado de la Oficina de Información del Ejército (OIE) informó de que durante esta jornada se han producido "deserciones y rescate de personal de tropa que obligadamente seguía al teniente coronel Ollanta Humala", quien se sublevó el domingo.

El alto mando militar precisó que Humala "dispone aún de un efectivo de siete hombres, entre civiles y militares", lo que confirma que continúa en rebelión.

Humala se sublevó ayer contra la autoridad del Presidente, Alberto Fujimori, y de los altos mandos de las Fuerzas Armadas, al atrincherarse en el yacimiento minero de Toquepala, en el departamento surandino de Tacna, junto con otros 50 militares.

El general Carlos Bardales era el único que permanecía retenido por la tropa rebelde encabezada por Humala, tras ser liberados hoy los cuatro trabajadores del yacimiento minero de Toquepala que mantenían secuestrados.

Bardales es jefe de la sexta división ligera del fuerte Arica de la localidad tacneña de Locumba, donde se localiza el grupo de artillería antiaérea 501, que comandaba el teniente coronel Humala.

El militar rebelde calificó a Fujimori de gobernante ilegítimo y a los altos mandos militares de corruptos, en un comunicado difundido a EFE en la víspera.

Tras unas horas en la mina cuprífera, Humala y sus hombres salieron hacia la zona andina del departamento de Tacna, limítrofe con el departamento de Puno, con la aparente intención de dirigirse a esta región peruana.

El alto mando del Ejército envió un contingente de 400 hombres para desarmar la rebelión de Humala, mientras que líderes de la oposición exigieron al Gobierno "respetar la vida" del oficial.

Asimismo, el Ejército rechazó hoy que pretenda "influir" en la marcha institucional del país. En el comunicado se afirmó al respecto que "este hecho aislado de indisciplina, originado por iniciativa e intereses personales de carácter personal del teniente coronel Humala, no afecta los valores y virtudes militares que caracterizan al personal de oficiales técnicos, suboficiales y tropa de instrucción formados en base a una férrea disciplina y elevada moral".

Enfatizó que el Comandante General del Ejército se ciñe a la Constitución y a las disposiciones del presidente Fujimori como jefe supremo de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional "no existiendo por lo tanto caudillismo y personalismo ajenos a la organización del Ejército que orienten o pretendan influir en el desarrollo o marcha institucional".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores