ONU condena a Israel por uso excesivo de la fuerza

La medida fue tomada por los últimos ataques del ejército israelí a asentamientos palestinos y por la expansión de la ocupación judía en las zonas de autonomía palestina. Además el organismo criticó la política aplicada por Israel sobre los territorios árabes.

18 de Abril de 2001 | 08:44 | EFE
GINEBRA.- La Comisión de Derechos Humanos de la ONU aprobó este miércoles dos resoluciones en las que condena el desproporcionado e indiscriminado uso de la fuerza de Israel en los territorios palestinos ocupados y la expansión de los asentamientos israelíes en esas zonas.

La resolución sobre los asentamientos, que también condena firmemente todos los actos de terrorismo y violencia cometidos en la zona, así como el cierre de las fronteras de los territorios palestinos, fue aprobada con el voto favorable de 50 países, la abstención de Costa Rica y la única oposición de Estados Unidos.

El texto expresa la grave preocupación de la Comisión por las actividades israelíes en los territorios árabes ocupados, incluido el este de Jerusalén y pide a las autoridades hebreas que adopten las medidas necesarias para que cese su política de expansión.

La segunda resolución, con un tono más duro y crítico contra la política de Israel en los territorios árabes ocupados, tuvo una mayor oposición, aunque también fue aprobada.

Este documento, que pide la retirada inmediata israelí de los territorios ocupados, fue aprobado con el voto favorable de 28 países, entre ellos, Brasil, China, Colombia, Cuba, México, Perú y Venezuela, la abstención de 22, como España, Japón, Costa Rica, Francia o Alemania y la oposición de Estados Unidos y Guatemala.

Con esta resolución, la Comisión afirma que la política israelí no puede sino agravar la situación e incrementar el ya alto número de muertos por lo que insta a Israel a hacer mayores esfuerzos para asegurar que sus fuerzas de seguridad observan los estándares internacionales sobre el uso de la fuerza.

Igualmente deplora firmemente la práctica de eliminaciones o ejecuciones extrajudiciales contra ciertos palestinos cometidas por las fuerzas de seguridad israelíes, que no son sólo una violación de derechos humanos y contrarios a la ley sino también un daño para las relaciones entre las partes y un obstáculo para la paz.

El texto deplora asimismo el gran números de personas, incluyendo niños, que han sido detenidos en los pasados meses, y expresa su grave preocupación por el deterioro de la situación en los territorios palestinos.

La resolución hace hincapié en el incumplimiento por parte de Israel de todas las resoluciones de Naciones Unidas en las que ha pedido a las autoridades que pongan fin a las violaciones de derechos humanos y pide la aplicación de la Convención de Ginebra sobre protección de civiles en tiempo de guerra.

En las explicaciones de voto, Israel afirmó que el texto de la resolución está completamente desequilibrado y politizado y contienen acusaciones infundadas.

Por su parte, el representante palestino afirmó que la violencia no cesa y recordó que desde el 28 de septiembre las fuerzas israelíes han matado a 473 palestinos y herido a más de 21.000.

En este sentido, señaló que el representante de Israel no puede basarse en ningún tipo de lógica para defender los delitos que comete su Gobierno.

Por su parte, la delegación estadounidense aseguró que la condena de la Comisión no ayudará a mejorar la situación en Oriente Medio sino que contribuirá a una mayor internacionalización del conflicto cuando se trata de un problema que deben ser solucionados entre las partes enfrentadas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores