Prosiguen tareas de rescate en la sala de fiestas israelí

La policía dijo que 23 personas habían perdido la vida y otras 300 resultaron heridas como consecuencia del desplome del techo de la sala de baile del local Versalles que cayó sobre los invitados a una boda y que causó el derrumbamiento del edificio. Más de 15 personas seguían desaparecidas.

26 de Mayo de 2001 | 09:03 | Reuters
JERUSALEN.- Los equipos de emergencia proseguían el sábado los trabajos entre los escombros de la sala de fiesta que se desplomó en la noche del jueves en busca de posibles supervivientes.

La policía dijo que 23 personas habían perdido la vida y otras 300 resultaron heridas como consecuencia del desplome del techo de la sala de baile del local Versalles que cayó sobre los invitados a una boda y que causó el derrumbamiento del edificio. Más de 15 personas seguían desaparecidas.

Después de trabajar durante toda la noche, funcionarios dijeron que no habían abandonado la esperanza de encontrar supervivientes a pesar de que los perros rastreadores y los detectores no habían localizado a nadie con vida entre los escombros.

"Mantenemos la esperanza de encontrar gente. Podría llevarnos otro par de días, quizá menos, hasta que lleguemos al piso de abajo. Estamos hablando de entre 12 y 15 personas que podrían seguir desaparecidas", dijo el portavoz del ejército, Adir Haruvi.

"Hacia medianoche llegamos al segundo piso y seguiremos trabajando hasta que alcancemos el bajo aunque estemos seguros de que no queda nadie con vida", dijo.

El prime ministro Ariel Sharon calificó el derrumbamiento de "desastre nacional" y dijo que su gabinete estudiará abrir una investigación en torno a la peor catástrofe civil ocurrida en los 53 años del país.

Mientras los trabajadores sacaban escombros, los israelíes empezaban a demostrar su malestar por lo que consideraban una construcción defectuosa.

Uno de los asistentes a la fiesta, Shlomi Srur, dijo que le había comentado a su hijo durante la celebración: "El suelo está temblando, hay algún problema. Tengo un mal presentimiento".

A los pocos minutos, su mujer y dos de sus hijos quedaron atrapados entre los escombros y fallecieron.

Miembros de los equipos de rescate dijeron que no se habían realizado más denuncias de desaparecidos por parte de las familias, pero más de una docena de trabajadores extranjeros y personal del local podrían seguir atrapados.

"El techo del segundo pido y el suelo del mismo son una sola plataforma, y entre ambos hay...burbujas de aire. Estamos intentando llegar hasta ellas", dijo el oficial Yossi Dror a radio Israel.

Miembros ultra ortodoxos de la sociedad judía de entierros continuaban buscando cuerpos tras recibir permiso de los líderes religiosos para trabajar en el sabbath, día sagrado judío.

Los funerales por las víctimas estaba previsto que se celebraran tras finalizar sabbath el sábado por la noche.

Más de 100 personas siguen recibiendo tratamiento en hospitales de Jerusalén, dijeron los médicos.

Sharon visitó el lugar el viernes y dijo que el gobierno se reunirá el próximo martes para estudiar la apertura de una investigación.

La policía y funcionarios del ejército dijeron que la causa del derrumbe se debió a un problema en la construcción del local, construido hace 15 años en el parque industrial Talpiot.

La policía detuvo a ocho personas para tomarles declaración, incluidos los propietarios de la sala, dos constructores, un ingeniero y un hombre de negocios.

Pero algunos israelíes echaban la culpa a los responsables municipales de Jerusalén.

Más de 650 personas se encontraban en el edificio cuando se desplomó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores