Palestinos e israelí muertos al retirarse tropas

Tanques y jeeps israelíes salieron justo antes de la madrugada de la localidad de Beit Yala. Cuando amaneció, los residentes celebraron en las calles; hombres enmascarados disparaban al aire y las mujeres aplaudían y gritaban.

30 de Agosto de 2001 | 18:25 | AP
JERUSALEN.- Tres palestinos murieron y 30 resultaron heridos el jueves en choques con tropas israelíes, atenuando las esperanzas de que una tregua mediada por Estados Unidos en un pueblo palestino podría extenderse a otras zonas de Cisjordania.

Un israelí fue muerto a tiros por un hombre enmascarado mientras comía en un restaurante de un amigo.

En cambio, prevalecía calma en Beit Yala, cuando las tropas israelíes se retiraron tras una incursión de dos días, la más prolongada en 11 meses de enfrentamientos.

El retiro de tropas israelíes de Beit Yala se produjo antes del amanecer, tras la intensa actividad diplomática telefónica entre Israel y los palestinos, en la que también intervinieron el secretario norteamericano de Estado Colin Powell y funcionarios de la Unión Europea.

Tanques y jeeps israelíes salieron justo antes de la madrugada. Cuando amaneció, los residentes celebraron en las calles; hombres enmascarados disparaban al aire y las mujeres aplaudían y gritaban.

Por otra parte, la policía de Jerusalén dijo el jueves que capturó a un palestino armado con dos armas automáticas que supuestamente tenía planeado un ataque en un barrio israelí.

En Gaza, los soldados levantaron un bloqueo en una carretera principal, luego de detener el tránsito durante dos días. El jueves temprano, los soldados no permitieron a un convoy de la ONU el paso.

Los medios israelíes dijeron que el ministro de Relaciones Exteriores, Shimon Peres, espera que el acuerdo sobre Beit Yala llevará a conversaciones sobre la tregua para la semana próxima.

A su llegada el jueves a Durban, Sudáfrica, para asistir a la conferencia de la ONU sobre racismo, Arafat dijo: "Estamos haciendo lo más que podemos" para lograr una tregua.

El ministro de Defensa Binyamin Ben-Eliezer dijo que la incursión fue un éxito ya que luego de casi un año de ataques contra Gilo, Arafat "acordó hacerse cargo de la obligación de hacer todo lo posible para asegurar la calma allá".

Pero, varios ministros del gabinete, incluido el de Seguridad Pública Uzi Landau, criticaron la decisión de retiro de Beit Yala, señalando que Arafat no tenía intención de detener permanentemente los ataques.

Hassan Abed Rabbo, funcionario local del grupo Fatah, de Arafat, dijo que la resistencia palestina sacó a los israelíes. "Nuestro Pueblo dio una gran lección a la (fuerza de) oposición israelí", dijo a The Associated Press.

Estados Unidos criticó ásperamente la invasión, y el retiro expuso las limitaciones de los medios de represalia de Israel. En general, los israelíes apoyaron la incursión, pero hubo quienes dijeron que a largo plazo, debilitó la capacidad disuasiva de Israel.

En Hebrón, en el sur de Cisjordania, palestinos dispararon contra soldados israelíes tras el funeral de un capitán de las fuerzas de seguridad palestinas, muerto el jueves temprano a a consecuencia de disparos israelíes.

También hubo enfrentamientos en el campo de refugiados de Nur Shams, en el norte de Cisjordania. Un tirador palestino murió y nueve personas resultaron heridas, dijeron funcionarios de un hospital.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores