Gobierno colombiano y FARC acuerdan nuevo programa de conversaciones

La Mesa Nacional de Diálogo y Negociación del Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC definieron este viernes, en el área neutral del sur, el nuevo programa de trabajo que ocupará a las partes tras la crisis que hace dos semanas puso en entredicho la continuidad del proceso conjunto de paz.

BOGOTA.- La Mesa Nacional de Diálogo y Negociación del Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC definieron este viernes, en el área neutral del sur, el nuevo programa de trabajo que ocupará a las partes tras la crisis que hace dos semanas puso en entredicho la continuidad del proceso conjunto de paz.

"El cronograma fue presentado", dijo el alto comisionado para la Paz, Camilo Gómez, en escuetas declaraciones que ofreció esta noche a los periodistas una vez que regresó a Bogotá.

Gómez agregó que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ratificaron el compromiso de respeto al llamado "Acuerdo de San Francisco de la Sombra", firmado por las partes el pasado día 5 y que salvó el diálogo que mantienen desde enero de 1999.

Merced a ese consenso, el Presidente colombiano, el conservador Andrés Pastrana, anunció dos días después que prorrogaba hasta el 20 de enero próximo la vigencia del territorio desmilitarizado de 42.139 kilómetros cuadrados, que los rebeldes tienen bajo dominio desde noviembre de 1998.

El mantenimiento de la zona de distensión había quedado en entredicho el 29 de septiembre pasado, cuando la mayor guerrilla del país asesinó a la ex ministra de Cultura Consuelo Araújo Noguera, esposa del procurador general, Edgardo Maya, que secuestraron cinco días antes, e impidió la entrada en el área neutral de una marcha encabezada por el aspirante presidencial Horacio Serpa, del opositor Partido Liberal.

La crisis fue superada mediante el compromiso rebelde de asumir de forma inmediata el análisis de un informe que la mesa conjunta solicitó a la llamada Comisión de Notables, que hace tres semanas les recomendó acciones para reducir la intensidad del conflicto y combatir a los paramilitares de ultraderecha.

La sugerencia de que pacten cuanto antes un alto el fuego y de hostilidades centra el documento de los "notables", que recibió el respaldo de los más diversos sectores del país.

En el primer encuentro formal desde la superación de la crisis, los portavoces de las partes consensuaron un nuevo programa de discusiones, basado en el informe de ese comité.

"El Gobierno hizo consideraciones en relación con el desarrollo del Acuerdo y la importancia de encontrar mecanismos para reducir el conflicto", afirmó Gómez, que se abstuvo de detallar el nuevo plan.

El alto comisionado para la Paz apuntó que "en desarrollo de lo pactado en el Acuerdo de San Francisco de la Sombra, en esta primera reunión de la Mesa se presentó el cronograma para abocar de inmediato el estudio del contenido del documento presentado por la comisión de personalidades".

"Este documento quedó en consideración de la Mesa", apuntó luego.

Gómez dijo que en la cita de este viernes les planteó a los portavoces rebeldes la inquietud del Gobierno por el asesinato esta semana de dos policías que un frente guerrillero secuestró en una carretera de las selvas del suroeste del país, junto a cuatro civiles.

En el "Acuerdo de San Francisco de la Sombra" (por el nombre del paraje del área neutral en el que fue alcanzado), las FARC asumieron el compromisos de proscribir los secuestros masivos, conocidos en el país como "pescas milagrosas".

"Las FARC ratificaron, una vez más, su decisión de dar cumplimiento al Acuerdo de San Francisco en cuanto a la suspensión de las 'pescas milagrosas' y en cuanto a todo el documento, pero están en la correspondiente averiguación, según nos informaron ellos", enfatizó el alto comisionado, para quien la postura del Gobierno es una, la del "cumplimiento de la palabra" por parte de la organización insurgente.

Además de Gómez, a la cita de hoy asistieron su adjunto, Luis Fernando Criales; su asesor especial, Juan Gabriel Uribe, y los portavoces gubernamentales Manuel Salazar, Ricardo Correa y Reynaldo Botero.

La parte rebelde la encabezó Raúl Reyes, portavoz principal de las FARC en el proceso de paz, que participó con sus colegas en las negociaciones, Simón Trinidad, Carlos Antonio Lozada y Andrés París.
EFE
Viernes, 12 de Octubre de 2001, 22:29
Comentarios mejor valorados en Internacional
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion