Dirigente sindical argentino pide referéndum para acuerdo con FMI

"¿Por qué no se anima a convocar a un plebiscito para ver si el pueblo está dispuesto a acordar con el FMI?", se preguntó Víctor De Gennaro, jefe de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y organizador de una huelga con movilizaciones y bloqueos de caminos que se llevó a cabo hoy en el país.

29 de Mayo de 2002 | 20:18 | EFE
BUENOS AIRES.- Un dirigente sindical desafió hoy al presidente argentino, Eduardo Duhalde, a convocar un referéndum para que la población decida si quiere un acuerdo de ayuda económica con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en las condiciones que impuso el organismo multilateral de crédito.

"¿Por qué no se anima a convocar a un plebiscito para ver si el pueblo está dispuesto a acordar con el FMI?", se preguntó Víctor De Gennaro, jefe de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y organizador de una huelga con movilizaciones y bloqueos de caminos que se llevó a cabo hoy en el país.

A cambio de un rescate financiero, el FMI exige que las provincias argentinas apliquen un ajuste económico que incluya la reducción del 60 por ciento en el déficit fiscal, además de una serie de reformas legales.

De Gennaro señaló que la medida de fuerza fue acompañado "por millones de trabajadores y desempleados en centenares y centenares de actos realizados en todo el país".

"Este paro lo tomamos no como un apoyo, sino como un mandato contra la pobreza, para que no haya más hogares de pobres en Argentina, para recuperar el trabajo, la democracia y la soberanía", subrayó el sindicalista en una conferencia de prensa que ofreció para dar un balance de la huelga.

La protesta transcurrió en orden en la mayor parte del país, aunque con algunos hechos de violencia en las provincias de Entre Ríos (litoral) y Neuquén (sur), donde estallaron bombas incendiarias.

Buenos Aires y las principales ciudades del interior del país quedaron en parte aisladas por los centenares de piquetes que montaron los manifestantes en carreteras y calles.

El segundo paro que afronta Duhalde en casi cinco meses contó con la adhesión de movimientos de desocupados, partidos políticos opositores, pequeños empresarios, estudiantes y agricultores.

La CTA se nutre principalmente de los gremios de empleados públicos y de la educación, sectores en los que no se percibieron altos índices de seguimiento a la huelga.

La protesta se sintió especialmente en las rutas y los accesos a las ciudades más pobladas de Argentina, cuyas calles quedaron casi vacías de vehículos y transeúntes a raíz de los bloqueos.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores