Autora chilena Marcela Serrano presenta novela en Nueva York

La autora, establecida en México, presentó su novela más reciente, "Nuestra Señora de la Soledad", en el prestigioso Centro Juan Carlos Primero de Manhatan, una dependencia de la Universidad de Nueva York dedicada a promover la lengua y la cultura hispánicas.

09 de Junio de 2000 | 11:43 | AP
NUEVA YORK.- La escritora chilena Marcela Serrano presentó esta semana su novela más reciente, "Nuestra Señora de la Soledad", en el prestigioso Centro Juan Carlos Primero de Manhatan, una dependencia de la Universidad de Nueva York dedicada a promover la lengua y la cultura hispánicas.

La autora establecida en México dijo que, en general, los títulos de sus novelas "le nacen de repente" de una manera casi inconsciente.

Pero agregó que en el caso de su novela más reciente, el título tiene distintas lecturas, porque Nuestra Señora de la Soledad "es la patrona de la ciudad mexicana de Oaxaca", donde reside, "y también la protagonista de la novela".

La basílica de Oaxaca y la imagen de la Virgen allí venerada ocupan un lugar importante en uno de los capítulos de la novela.

En un emotivo y concurrido acto celebrado el miércoles, la autora nacida en Santiago de Chile describió su novela como "la historia de una mujer que no soportó la realidad y decidió cambiarla".

Según la editorial Alfaguara, que publicó el libro, se trata de "una intriga policial que excede el género negro para dar paso a una verdadera novela de aprendizaje".

El argumento puede resumirse así: una escritora chilena ha desaparecido en Miami, y el misterio de su desaparición debe resolverlo una detective de la misma nacionalidad, divorciada y con dos hijos.

A partir de ese momento, la detective, de nombre Rosa Alvallay, tiene "el exilio a sus espaldas y un nuevo caso entre las manos", según Alfaguara.

"La última obra de Marcela Serrano sigue las huellas de (sus novelas previas) 'Nosotras que nos queremos tanto', 'Antigua vida mía' y 'El albergue de las mujeres tristes'", dice la editorial.

En el proceso creativo de esta novela, Serrano rastrea, "entre las distintas soledades, la mayor de todas, que es única, insondable y (también) mujer: Nuestra Señora de la Soledad", agrega Alfaguara.

En una sesión de preguntas y respuestas realizada después de la lectura de varios pasajes de su novela, Serrano dijo que sus padres eran también autores, por lo cual la escritura formó parte de su entorno desde la más temprana edad. "No tengo recuerdo alguno sin el lápiz en la mano", acotó.

Durante un tiempo, Serrano se dedicó a la pintura y a las instalaciones de arte, pero un buen día, tras ganar un premio del Museo de Bellas Artes de Santiago, decidió no pintar más. Al cabo de algunos años comenzó a escribir de nuevo, y el producto de ese trabajo fue su primera novela, "Nosotras, que nos queremos tanto" (1991).

A esa obra, que fue un éxito de librería, siguieron "Para que no me olvides" (1993), y las mencionadas "Antigua, vida mía" (1995) y "El albergue de las mujeres tristes" (1997).

En el acto del miércoles, Serrano fue presentada con emotivas palabras por la directora del Instituto Cervantes de Nueva York, la española María Lozano, y por la ejecutiva de la editorial Santillana USA, la también chilena Leyla Ahuile.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores