"Monogamia" se estrenó en Buenos Aires

Los actores trasandinos Guido D'Albo y Roberto Municoy protagonizan la versión argentina de la obra del dramaturgo chileno Marco Antonio de la Parra.

28 de Julio de 2000 | 12:19 | EFE
BUENOS AIRES.- El nombre del dramaturgo chileno Marco Antonio de la Parra está presente desde hoy en las carteleras de Buenos Aires con "Monogamia", una obra sobre "la última y pequeña utopía de una clase media arrinconada en la trivialidad".

"La monogamia es hoy una bandera del neoliberalismo, que se corresponde con un retroceso chileno hacia el conservadurismo. Se reinvindican la monogamía y la familia tradicional mientras la sociedad va a la familia monoparental", dijo de la Parra al diario "Clarín".

De la Parra estuvo en Buenos Aires para la presentación de la puesta en escena de "Monogamia" que dirige el argentino Carlos Ianni con Guido D'Albo y Roberto Municoy como protagonistas.

En declaraciones publicadas hoy, el autor de "La secreta obscenidad de cada día", "El continente negro" y "Madrid-Sarajevo" define a "Monogamia" como una "obra aterradoramente menor", porque aúna una comicidad aparentemente similar a las de las comedias de televisión y "pequeñas conmociones".

El dramaturgo y psicoanalista chileno, que sigue empeñado en trabajar "sobre la vida privada de la clase media o pequeña burguesía", construye su obra sobre el diálogo que mantienen dos hermanos acerca de la monogamia en el amor, la fidelidad a los propios sueños y la dificultad de lograr una relación fraternal.

Acerca del diálogo entre hombres, de la Parra opina que "cuando no hablan de mujeres, pasan rápidamente al fútbol", porque "necesitan defenderse de las tendencias homosexuales".

"Los hombres tenemos miedo a ser sometidos por el cariño y más que por el de las mujeres por el de los del mismo sexo. Tenemos miedo de que se nos escape un gesto de ternura", dijo al diario "Página/12".

La puesta en escena de "Monogamia" en Argentina difiere de la que está actualmente en cartel en Chile en que "la chilena responde más a la comedia más ligera", aunque ambas "tapan un horror".

"Al público chileno le cuesta soportar el dolor. Por eso allá la obra termina en un allegro, dicho en términos musicales. Acá, en cambio con un andante", señaló.

De la Parra opinó que en Chile hay una "crisis de identidad" porque "la evidencia fue desconocida por años" y hoy "funciona como esas familias donde ha habido abuso sexual".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores