"West Side Story" rejuvenece en Broadway de la mano de un veterano de 91 años

Ha tenido que pasar más de medio siglo para que Arthur Laurents, una de las leyendas vivas de Broadway, se haya acercado de nuevo a una obra que revolucionó la escena musical en la década de los cincuenta.

'West Side Story' rejuvenece en Broadway de la mano de un veterano de 91 años
La gran novedad de la remozada versión es que los personajes puertorriqueños hablan en español.
Foto: NYT
NUEVA YORK.- La historia de María, Tony, Anita y Bernardo, las almas de “West Side Story", vuelve hoy a Broadway gracias al veterano Arthur Laurents, que a sus 91 años dirige el clásico que escribió en 1957 y que ahora quiere rejuvenecer.

Ha tenido que pasar más de medio siglo para que Laurents, una de las leyendas vivas de Broadway, se haya acercado de nuevo a una obra que revolucionó la escena musical en la década de los cincuenta y que ahora ha querido actualizar con un cambio fundamental: los personajes puertorriqueños del original hablan por fin en español.

La inclusión del español, con la consecuente presencia de un buen número de actores hispanos, entre los que destaca la argentina Josefina Scaglione en el papel protagonista, y la juventud del elenco son las mayores novedades de la reposición que se estrena hoy en el Palace Theatre de Broadway.

"West Side Story", sin embargo, sigue contando la historia de amor imposible entre María, una adolescente puertorriqueña, y Tony (Matt Cavenaugh), un joven estadounidense de origen polaco, con el trasfondo de la lucha de pandillas en el barrio neoyorquino de Hell’s Kitchen, en el lado oeste de Manhattan.

Los Jets, norteamericanos descendientes de inmigrantes irlandeses, italianos y polacos, se enfrentan a diario con los Sharks (tiburones), los recién llegados puertorriqueños que hicieron que en Nueva York se oyera con fuerza un español que por fin ahora recuperan en la nueva versión de Laurents.

Laurents, célebre tanto por ser también el autor del libreto de "Gipsy” como por su mala relación con otras estrellas de la época dorada de Broadway, trabajó en la versión original de la obra junto con los otros pesos pesados del mundo del musical: Leonard Bernstein, Stephen Sondheim y Jerome Robbins se encargaron de la música, las letras y la coreografía, respectivamente.

Ahora el español se oye junto con las melodías de Bernstein gracias a las traducciones que Laurents encargó al joven de origen puertorriqueño Lin-Manuel Miranda, uno de los nombres con más tirón en el Broadway actual tras su éxito con “In The Heights” (premio Tony a mejor musical en 2008).

"Es un sueño hacer las traducciones y trabajar con Stephen Sondheim y Laurents,” explicó en declaraciones a Efe Miranda, quien, además de varios fragmento del libreto, tradujo las canciones originales “I Feel Pretty” y “A Boy Like That.”

Esos títulos pasan a ser “Me siento hermosa” y “Un hombre así” en boca de Josefina Scaglione, la bonaerense a la que Laurents encontró gracias a un vídeo en el portal de Internet YouTube después de haber buscado sin suerte una latina perfecta en Nueva York, Los Ángeles y Chicago para encarnar a la nueva María, con marcado acento de su Argentina natal.

Además de Scaglione, Laurents quiso que “West Side Story” cobrara autenticidad con otros actores latinos, entre los que destacan el venezolano George Akram (Bernardo) y Karen Olivo, de origen dominicano, puertorriqueño y chino, como Anita, su temperamental novia, entre otros.

Según ha dicho Laurents en varias entrevistas a la prensa estadounidense, su principal objetivo con el uso del español fue que las pandillas de los Jets y los Sharks quedaran al mismo nivel, que se vieran las dos como “los malos” y que los puertorriqueños tuvieran “más peso del que jamás habían tenido.”

Laurents también ha querido que la obra sea más oscura que la original (decidió desprenderse de algunas escenas muy conocidas) y que la historia de amor entre Tony y María cobre más protagonismo.

Aún es pronto para saber si el público caerá rendido a esta nueva producción de 14 millones de dólares de todo un clásico que, al menos en sus preestrenos abiertos al público, ha logrado más de un millón de dólares semanales en la taquilla.

Otra de las incógnitas que abre el musical es si el público latino se dejará seducir por Broadway, donde el año pasado sólo un 5,7 por ciento de las entradas fueron compradas por hispanos, según las cifras que maneja la asociación Broadway League.
Agencias
Viernes, 20 de Marzo de 2009, 10:44
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Magazine
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion