Horacio Saavedra sale al paso de las acusaciones de los músicos chilenos en su contra

El famoso director y arreglador musical optó por suspender su participación en el consejo directivo de la SCD. "Emplazo a quienes en forma irresponsable han pretendido enlodar mi prestigio y mi nombre", dice su comunicado oficial.

SANTIAGO.- Después de dar una entrevista en La Segunda, donde argumentaba su punto de vista en la polémica que se suscitó cuando un músico de su orquesta acusó a Horacio Saavedra de una serie de incumplimientos laborales, el conocido director y arregladro musical emitió un comunicado donde señala que suspenderá su participación en el consejo directivo de la Sociedad del Derecho de Autor, SCD.

Saavedra se apoya en que llegío a ese cargo por una vía democrática "con la segunda mayoría" y que prefiere desligar de la delicada situación a la SCD, para "evitar algún tipo de daño a una institución que durante más de veinte años se ha dedicado a la protección y defensa de los derechos de los músicos chilenos", señala el músico.

A través de una carta enviada al consejo directivo de la sociedad, Saavedra fue acusado por el saxofonista chileno Andrés Pérez Muñoz. Luego se plegaron a la iniciativa volúmenes no menores de músicos locales a través de grupos de apoyo en Facebook, declaraciones en Twitter y movilizaciones físicas y concretas.

Los puntos del conflicto

En el listado de puntos expuestos en contra de Saavedra figuran irregularidades de un área técnica (lo acusan de no escribir partituras legibles, no diferenciar tonalidades en las mismas partituras, no proponer arreglos en vivo e incluso no dirigir su propia orquesta) y en un área administrativa (donde aparecen situaciones como no formalizar contratos, no remunerar las grabaciones de la orquesta del Festival de Viña, no entregar viáticos y, una de las más serias, no pagar la retención del diez por ciento de los impuestos de ninguno de los músicos de su orquesta).

Sin embargo Saavedra apuntó en su declaración haber sido "objeto de una intensa y coordinada campaña de desprestigio, que alude tanto a mi condición de músico, arreglador, director musical, como a eventuales situaciones de incumplimiento de mis obligaciones tributarias e incluso de las relaciones laborales con los músicos que durante más de 40 años han trabajado conmigo". 

"Emplazo a quienes en forma irresponsable han pretendido enlodar mi prestigio y mi nombre, a que durante dicho período de 60 días, y mientras me encuentre en la condición de ser un socio más de SCD, realicen ante las instancias legales pertinentes las denuncias formuladas, de modo que sean ellas las que se pronuncien sobre la veracidad de tales infundios".

Emol
Lunes, 21 de Junio de 2010, 12:33
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion