Soledad Alvear: Mar para Bolivia, pero por mecanismos existentes

"No tenemos inconveniente en una posibilidad de acceso al mar perfeccionando mecanismos que existen en la actualidad. Así se dijo en la reunión de la OEA y lo hemos mantenido en forma permanente en los diálogos que se han sostenido en Bolivia", la canciller María Soledad Alvear.

07 de Mayo de 2001 | 18:36 | DPA
SANTIAGO.- La ministra de Relaciones Exteriores, Soledad Alvear, declaró hoy que Chile no tendría inconveniente en una posibilidad de acceso al mar para Bolivia "perfeccionando mecanismos que existen en la actualidad".

La canciller hizo esta declaración, publicada por el vespertino "La Segunda", al anunciar que el nuevo cónsul general de Chile en Bolivia será el ex ministro de defensa Edmundo Pérez Yoma.

"Nosotros estamos llevando adelante una relación bilateral que se ha traducido en un diálogo que ya lleva tres encuentros entre los Presidentes (Hugo) Banzer y (Ricardo) Lagos, que han sido muy fructíferos", agregó la ministra.

Indicó que "el desafío siguiente es avanzar en el proceso de integración. Hay una rica agenda en el tema energético, en minería, recursos hídricos, en el sector agropecuario y en infraestructura".

Sobre el tema marítimo dijo: "Nosotros nos hemos referido a él en múltiples ocasiones. No tenemos inconveniente en una posibilidad de acceso al mar perfeccionando mecanismos que existen en la actualidad. Así se dijo en la reunión de la OEA (Organización de Estados Americanos) y lo hemos mantenido en forma permanente en los diálogos que se han sostenido en Bolivia".

Pérez Yoma fue designado hoy nuevo cónsul general en Bolivia, con carácter de embajador, en un momento en que surgen nuevas expectativas para normalizar las relaciones diplomáticas entre ambos países, interrumpidas desde 1978.

El nuevo representante chileno en La Paz asumirá su cargo en junio próximo en reemplazo de Adolfo Carafí Melero, fecha en que se deberá proseguir con el debate de temas pendientes como es la revisión de salvaguardas comerciales a ciertos productos del intercambio boliviano-chileno.

Pérez Yoma, quien también se desempeñó como embajador en Argentina, fue el encargado de organizar la Mesa de Diálogo sobre derechos humanos, y su nombre sonó fuerte como posible candidato a senador por la Primera Región de Tarapacá.

Consultado sobre su retorno a las tareas del gobierno, Pérez Yoma declaró que él nunca se ha sentido alejado del Ejecutivo, y que espera aportar "con un granito de arena" a la solución de los problemas entre Chile y Bolivia.

En declaraciones a Radio Cooperativa, Pérez Yoma dijo que si bien las relaciones con Bolivia no son normales, destacó que los temas pendientes con este país "tendrán una atención preferencial".

La ministra Alvear, al hacer el anuncio, dijo que el objetivo del Presidente, Ricardo Lagos, es avanzar en la integración con los países vecinos, especialmente con Bolivia en temas energéticos, mineros y de obras públicas.

Calificó el nombramiento como "una señal clara al país altiplánico para avanzar en la agenda bilateral".

El ex ministro de Defensa e ideólogo de la Mesa de Diálogo, es reconocido por sus cualidades de negociador.

Bolivia exporta a Chile mercancías por unos 26 millones de dólares al año e importa por un valor cercano a los 150 millones de dólares, existiendo un déficit comercial bastante elevado en contra de Bolivia.

El cónsul general en Chile, Gustavo Fernández, declaró esta tarde en Santiago que el nombramiento de Pérez Yoma era una buena noticia. "El es un político muy destacado, que ha participado en la solución de problemas importantes en Chile", dijo.

Destacó que esta designación "pone de relieve la importancia que Chile le otorga al diálogo iniciado por ambos países".

Chile y Bolivia comparten una frontera común de casi 600 kilómetros.

Tras la Guerra del Pacífico (1879 - 1884), en la que Bolivia perdió su acceso al mar, las relaciones estuvieron congeladas hasta 1904 cuando se firmó un tratado de paz.

En 1961 surgió una disputa por la utilización de las aguas del río Lauca, quedando interrumpidas las relaciones entre ambos países. Esta situación se extendió hasta 1975, cuando los Presidentes Augusto Pinochet y Hugo Banzer, decidieron normalizar las relaciones, gestión que quedó sellada en el denominado "Abrazo de Charaña".

Sin embargo, esta normalización de relaciones no duró mucho tiempo, ya que en 1978 quedaron otra vez interrumpidas debido a los escasos avances logrados en la cuestión marítima, que ha sido la principal demanda boliviana hacia Chile.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores