Pobladores de casas Copeva protestaron en La Moneda

Ningún funcionario de Gobierno se hizo presente en la manifestación, pero, según trascendió, se les hizo llegar la propuesta que 48 horas después que depongan la huelga, serán recibidos por el ministro de Vivienda, Jaime Ravinet, para conformar una mesa de trabajo para solucionar el tema.

15 de Mayo de 2001 | 16:27 | Agencias
SANTIAGO.- Pobladores de las villas de las casas Copeva de Puente Alto concurrieron hoy al Palacio de La Moneda con el fin de entrevistarse con algún funcionario de Gobierno para expresar su molestia por las soluciones dadas por el ministro de Vivienda, Urbanismo y Bienes Nacionales, Jaime Ravinet.

El vocero de los llamados habitantes de las "casas de nylon", Ricardo Santana, señaló que tras nueve días en que cuatro mujeres iniciaron una huelga de hambre, el titular del Minvu aún no los recibe, argumentando que mientras mantengan esta protesta por la mala calidad de las viviendas que se les entregó a través de los programas especiales para trabajadores (PET), no lo hará.

"Tenemos gente en huelga de hambre que está poniendo en riesgo su vida por el problema de la mala construcción de viviendas. Nosotros no podemos seguir esperando y venimos a esperar una respuesta inmediata del Gobierno de que nos van a recibir a más tardar mañana", sostuvo el dirigente.

Asimismo, indicó que el gobernador de la provincia Cordillera interpuso un recurso de protección en contra de las huelguistas y una querella por la utilización de una sede social de la comuna para esta actividad, lo cual calificó como un "daño sicológico".

Frente a esto aseveró que hace cuatro meses 30.000 pobladores de estas casas esperan una respuesta satisfactoria de las autoridades, pero como ésta no se ha concretado "la huelga de hambre es responsabilidad del Gobierno y no de nosotros", dijo.

Santana anunció que desde mañana miércoles las huelguistas dejarán de consumir líquidos, mientras no se les condone la deuda hipotecaria que tienen para cancelar sus viviendas.

"Nuestras casas ya no valen un peso. Nosotros con el ahorro previo, el subsidio estatal, más los dividendos pagados, las casas ya están canceladas, es decir, ya no valen ni un peso", enfatizó.

En la sede de Gobierno no fueron recibidos por ningún funcionario, pero según trascendió se les hizo llegar la propuesta que 48 horas después que depongan la huelga de hambre, el ministro Ravinet los recibiría para conformar una mesa de trabajo para solucionar el tema.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores