Reproducción asistida para parejas portadoras del virus del Sida

Las parejas en las que uno de sus miembros es portador del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) podrán beneficiarse en Francia de la reproducción médicamente asistida para reducir al máximo el riesgo de contagio para el otro y para el bebé.

28 de Mayo de 2001 | 16:03 | Agencias
París.- Las parejas en las que uno de sus miembros es portador del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) podrán beneficiarse en Francia de la reproducción médicamente asistida para reducir al máximo el riesgo de contagio para el otro y para el bebé.

Según una disposición del ministro francés de Sanidad, Bernard Kouchner, conocida hoy, estas parejas podrán someterse en centros especializados a la fecundación in vitro, la microinyección de espermatozoides y el diagnóstico preimplantación.

"La presencia de marcadores biológicos de infección por VIH y los virus de las hepatitis B y C (los tres transmisibles por vía sanguínea y sexual) en un miembro de una pareja que solicite la reproducción asistida obliga a dar atención especial a los pacientes, una mayor organización del equipo médico y la adaptación del laboratorio al riesgo viral", añade la normativa.

El texto diferencia entre el sexo del miembro de la pareja que sea el portador del VIH.

Si el portador es hombre, los riesgos de contagio del virus a la mujer y al bebé hace necesaria la eliminación de la presencia del VIH en el esperma y la medición de la carga viral en los espermatozoides que vayan a utilizarse en la fecundación.

Además, el hombre deberá conservar un cierto nivel de defensas inmunitarias y no sufrir patologías evolutivas.

En el caso de que sea la mujer la portadora, la procreación asistida no reduce el riesgo de contaminación al niño, pues ésta puede producirse durante el embarazo o el parto.

También deberán tenerse en cuenta las eventuales consecuencias para el feto de los medicamentos administrados durante la gestación.

En el caso de afectados por hepatitis C, la disposición deja las recomendaciones en manos del equipo multidisciplinar.

Para la hepatitis B, la norma aboga por la vacunación previa de la mujer, si el varón es seropositivo, o del bebé dentro de las 72 horas siguientes a su nacimiento, en caso de que sea la madre la infectada.

Las asociaciones de defensa de enfermos de sida en Francia han manifestado su satisfacción por esta disposición, que esperaban desde hacía tiempo.

Conforme a las leyes de bioética de 1994, las técnicas de asistencia médica a la reproducción asistida estaban reservadas únicamente a parejas estériles.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores