Za-Sa empezaron con todo

Iván Zamorano y Marcelo Salas dispararon a diestra y siniestra. En el debut de las eliminatorias, el temible dúo sacó el habla. "Hoy no nos asusta nada", dijo el interista. Acaso recordando que hace exactamente cinco años, en el Memorial Coliseum de Los Angeles, ambos anotaban los goles de Chile frente a México.

29 de Marzo de 2000 | 09:24 | Buenos Aires
Parecían hermanos. Polera blanca, pelo mojado, sonrisa medida. El 9 y el 11. Iván Zamorano y Marcelo Salas. Con un amplio temario. A horas del comienzo de un largo camino y como suele ser para Chile, de mucho sufrimiento, la pareja más mortífera del anterior proceso habló de todo.

Como la resolución FIFA. "Esas son decisiones de ese organismo y, que yo recuerde, jamás se le ha consultado a los futbolistas ese tipo de situaciones. Los intereses comerciales están sobre los jugadores. Es una locura venir dos días antes, pero estamos habituados a estas decisiones", detalló Zamorano.

No volaba una mosca en el salón. Menos cuando hablaron de Argentina. Salas argumentó que "con los años se han acortado las distancias. Antes era más complicado para algunos países. Vemos al rival con respeto, pero por lo que nos han dicho acá, no anda muy bien. Pero Argentina siempre es Argentina".

¿Batistuta-Crespo es más que Zamorano-Salas según los goles marcados en Italia?

"Los argentinos tienen muy buenos jugadores. Y ellos están anotando muchos goles allá, pero es distinto el torneo italiano que las eliminatorias. Allá entrenan todo el año con los mismos compañeros, pero acá es diferente", dijo el temuquense mientras Zamorano apuntó "nosotros también hemos andado bien. Marcelo ha anotado muchos goles y yo dejé en la banca a Vieri y Ronaldo".

¿La actitud del equipo será a misma que en el 1-1 de las eliminatorias anteriores entre Chile y Argentina?

"En ese partido estuve en el banco. Fue un juego en que hicimos un duro trabajo físico porque quedamos con diez jugadores en el primer tiempo. Era inevitable que jugáramos al contragolpe. Argentina hizo un muy buen pressing y no se podía contener. Ahora saldremos más adelante. Si ya ganó la Preolímpica, ¿por qué no lo puede hacer la adulta?", recordó el de Inter.

La ronda de pregunta fue matizada por la cuota de humor que aportó Zamorano. El capitán habló del asado que apostó con Javier Zanetti: "El que pierde tiene que pagar un asado para 20 personas", mientras el temuquense aclaraba que no hubo ninguna apuesta con sus compañeros argentinos de la Lazio. Alguien recordó el codazo de Roberto Ayala al zurdo en la eliminatoria anterior. Salas sólo atinó a sonreír y decir que ojalá el zaguero del Milan nuevamente cometiera un error.

Para el final, la reflexión de ambos.

Salas: "Llego mucho más maduro, en ese momento recién empezaban a conocerme en Sudamérica. Hoy llevo casi dos temporadas en el fútbol italiano. Eso me llena de confianza porque he crecido como jugador".

Zamorano: "A estas eliminatorias voy con todo, con la misma ilusión, con las mismas ganas, aunque con un pequeño detalle: que estoy cuatro años más viejo. Pero ese es apenas un detalle".

Y se fueron. No hubo más. La función espera continuar en el Monumental.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores