Clarence Acuña "Acá no existe equilibrio"

El rancagüino se lamenta. No sólo por la derrota en Argentina. El recibimiento de los hinchas y las críticas de la prensa lo molestaron. "Un día somos los mejores y después los más malos", dice con resignación.

03 de Abril de 2000 | 10:51 | El Mercurio
Acuña no sonríe nunca. Es que mantiene un tic propio de los volantes defensivos, más proclives al ceño adusto y las pocas palabras. Para peor, ahora está más silencioso producto de la terrible semana que debió soportar: cayó en Argentina y cuando retornó a la U se dio cuenta que los líos económicos siguen en el camino.

Después de practicar en el Caracol Azul, el rancagüino suelta sus conceptos mientras el recinto queda vacío en un mediodía dominguero con poco ruido y escasos hinchas. Para empezar habla de la selección. Un tema que lo tiene algo molesto. Y allí aparecen mencionados los hinchas. "No me sorprendió la actitud de la gente en el aeropuerto. Tengo bastantes partidos con la selección y sé cómo es su reacción, cómo viven el fútbol. Acá se vive el momento y punto. Si ganamos somos los mejores del mundo, pero como perdimos somos los peores, los más criticados. Dicen de todo, que hay que cambiar a todos los jugadores, pero ellos mismos son los que piden a estos jugadores. Entonces, realmente no vale la pena complicarse con lo que pasa".

- Pero a Nelson Acosta le lanzaron monedas. Eso no es normal.

"No vi esa parte porque iba saliendo por otro lado, pero lo supe después. Pero no es preocupante porque si después le ganamos a Perú, la gente dirá que es el mejor entrenador, todos los van a aplaudir y lo van a querer. La gente es así".

- No debe ser cómodo estar en esta situación.

"Pero es que así somos. Te doy otro ejemplo: la prensa. Tampoco tiene equilibrio. Si revisas los comentarios, ahora todos dicen que pusimos muchos jóvenes y antes todos pedían darles la oportunidad a los jóvenes. O también ahora habla de por qué no jugamos con cinco atrás. Eso no me gusta. Esa es la diferencia con el medio argentino que sí es muy futbolizado. La gente acá sólo vive el fútbol durante el fin de semana porque los otros días tiene muchas complicaciones. Eso está claro y se nota".

Acuña da vuelta la página. Es la hora de analizar lo sucedido en Buenos Aires. "Cuando terminó ese partido me sentí muy mal. Pero no por el juego desarrollado sino por no conseguir el resultado. Teníamos los jugadores para lograr algo, pero ellos fueron superiores".

- ¿En qué estuvo la diferencia?

"A ellos les salió todo. Hicieron su mejor partido en mucho tiempo. Y cuando nosotros tuvimos la oportunidad de complicarlos, no concretamos las oportunidades".

- ¿Sólo eso?

"Es que es lo principal. Acá se habla mucho de la potencia de los argentinos y yo no lo vi tan así. Acá se sobredimensiona a los argentinos. Son jugadores importantes, desequilibrantes, pero no son nada del otro mundo. El que más sobresalió y nos complicó fue (Javier) Zanetti porque cuando pasaba nos desarmaba el fondo. Pero los demás tienen buena dinámica, tal como nosotros. En todo caso que ellos jueguen así no debe sorprender si vemos dónde lo hacen todos los fines de semana".

- Durante el primer tiempo, ¿no hubo posibilidades de cambiar el esquema que ya hacía agua?

"Hay un entrenador que indica la forma de jugar y eligió lo que estimó más conveniente. Respetamos lo que él dice y luego tratamos de hacerlo a cabalidad en la cancha. Ahora optó por cuatro en el fondo, un mediocampo tipo rombo y dos delanteros. La idea era quitar el balón rápidamente y luego mantenerlo. Pero fallamos porque recuperamos bien y la perdimos muy rápido. Eso provoca desgaste".

- ¿Prefiere el 4-4-2 ó el 3-5-2?

"Me da lo mismo porque no cambio en el juego".

- Pero debe tener alguna preferencia.

"Quizás si esa sea una pregunta para los defensas porque ellos sí que sienten la diferencia. En todo caso, si eres un profesional puedes jugar en diferentes esquemas. Lo bueno es que don Nelson (Acosta) siempre habla con nosotros pues nunca trata de imponer las ideas".

- ¿Qué le parecieron las críticas a Marcelo Ramírez?

"Muy injustas. En estas circunstancias no que hay que cargarle la mano a nadie. En Argentina perdimos todos. Nadie de los que habla sabe lo profesional que es Marcelo, cómo se concentra antes de jugar. Quizás no tuvo un buen día en Argentina, tal como no lo tuvimos varios. Pero eso no significa que pueda ser tan criticado. Lo peor es que la gente que habla es la misma que antes pedía que estuviera. Y ahora lo quieren sacar".

- ¿Le gustaría ser compañero de Sergio Vargas en la selección?

"Si anda bien y es chileno, puede ir perfectamente. Es un gran arquero, lo ha demostrado, pero no me compete decir si me gusta o no".

- ¿Hubo algún momento en que se ilusionó en obtener algo mejor en Argentina?

"En la primera oportunidad que tuvo Iván (Zamorano) para el 2-2. La vi adentro. Era una opción más clara, pudo eludir o pasarla por el lado del arquero. Y si empatábamos, ellos se complicarían bastante. Y acá hubiera habido un carnaval".

Por Pablo Aravena

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores