Marcelo Ramírez: "No me gustan los nacionalizados"

El golero de Colo Colo aceptó que no tuvo una noche feliz en Buenos Aires, y opinó sobre el proceso que sigue Sergio Vargas para obtener la carta de ciudadanía. Agradeció el apoyo de los hinchas colocolinos, y para variar, acusó a la prensa de perseguirle.

05 de Abril de 2000 | 09:50 | El Mercurio
En algún momento tenía que hablar, porque era demasiada la avalancha de hechos, acusaciones y polémicas derivadas de su actuación en Núñez, cuando Argentina le hizo cuatro goles a Chile por el comienzo de las eliminatorias y el ya blondo portero colocolino fuera eje de las críticas.

Muchas cosas habían pasado sin que Ramírez se defendiera como es debido. Que no fue capaz de aceptar una noche magra, que el técnico nacional Nelson Acosta estaba esperando que Sergio Vargas se nacionalizara para convocarlo de inmediato en desmedro del portero albo. Eso, además de la inevitable puesta en duda de su titularidad en el Colo Colo de Fernando Morena, la única voz del club que le defendiera al afirmar que "si pierde el puesto, será solamente por lo que haga acá".

En Osorno, no quiso hablar, y el lunes, cuando los trámites del guardavallas de la U estaban en el ojo del huracán, también calló. Pero en algún momento tenía que hacerlo. Un intento de homenaje de algunos hinchas colocolinos apenas terminó el entrenamiento fue el escenario. "Arquero hay uno solo", rezaba el lienzo que le mostraron algunos fanáticos presentes. El ánimo fue suficiente para hablar.

¿Le han dolido las críticas?

"Eso es lo que molesta, la falta de respeto de gente que no domina mucho el tema".

Se dice que a usted le ha faltado autocrítica sobre su desempeño en Argentina.

"Eso a nivel general y a nivel personal no tengo ningún problema en asumirlo. Nadie es perfecto y todos tenemos derecho a no tener un gran partido. Es parte de nuestro trabajo. Lo que a mí no me gusta, reitero, es la falta de respeto. De periodistas que con eso muestran toda su maldad".

Los hinchas le rodearon, le felicitan, le dan su apoyo. "Recibí el respaldo de la gente. En ese sentido estoy sumamente agradecido, la gente ha sido espectacular, y eso muestra que la gente no compra lo que le venden".

- ¿No le molesta que se hable tanto de la necesidad de que Sergio Vargas se nacionalice?

"Eso es parte de nuestro trabajo. A mí no me queda más que pensar de que hay mucho resentimiento, mucha envidia, mucha mala intención para poder tirar el veneno que tienen dentro".

- ¿Comparte la posibilidad de que un arquero extranjero ocupe el arco de la selección nacional?

"Yo en esto he sido muy claro, y a mí Sergio me merece todo el respeto como persona y profesional, por su talento y por su carrera en Chile. Al margen de eso, independiente de que sea Sergio u otra persona, a mí no me gusta que los jugadores nacionalizados jueguen por una selección. A mí en lo personal no me agrada, no porque sea Sergio, sino porque no me gustan ni en el puesto de arquero ni de delantero. Es una opinión personal, y que yo lo siento así. En Chile hay buenos arqueros".

Y antes de irse, volvió a defender el profesionalismo del guardapalos de la U.

Ramírez está dolido. Habrá que ver si sus declaraciones contra los naturalizados le significan nuevas críticas. Y por eso, quizás, nuevos silencios.

Cossio: "Ojalá no pase lo de Perú"

Nelson Cossio también opinó sobre el tema arqueros-selección-nacionalización de Sergio Vargas. Y lo hizo muy a su manera.

Primero, se le consultó sobre sus posibilidades de ser convocado a la selección: "Para que a mí me llamaran a la selección, tendría que irme a Coquimbo Unido. (Nelson) Acosta ha llamado a todos los arqueros de ese club: Carmelo Vega, (Carlos) Riquelme, (Carlos) Tejas, Javier di Gregorio. Así que si quiero ir a la selección tengo que firmar por Coquimbo. En Chile todos nos conocemos".

Después, habló sobre el tema Vargas: "Todos sabemos que en Chile hay dos arqueros. Si él se nacionaliza, es su problema. Y si lo llaman, ojalá que a Chile no le pase lo de Perú. La sangre tira". (Las palabras del golero aluden a Ramón Quiroga, arquero argentino que se naturalizó peruano y que recibió seis goles de la selección albiceleste jugando por el combinado incaico, en la ronda semifinal del Mundial de 1978).

Los vuelos de Superman

Sergio Vargas no quiso responder a las declaraciones de Ramírez.

Se nota que el tema incomoda a Sergio Vargas, más aún cuando empiezan a surgir voces que se oponen a su inminente llamado a la selección. Todo pasa por la entrega de su carta de ciudadanía. Una cuestión no menor por los trámite burocráticos que implica la gestión.

Ayer, el portero de Universidad de Chile optó por no referirse a las declaraciones de Marcelo Ramírez, que mantuvo su postura de oponerse a la presencia de jugadores naturalizados en la escuadra nacional.

"Prefiero no hablar porque no escuché las declaraciones", dijo cuando las palabras del meta albo eran profusamente comentadas en los medios de comunicación.

Luego entregó mayores antecedentes sobre su nacionalización: "Los trámites los comencé a fines de noviembre o principios de diciembre, no recuerdo bien, a través de Raúl Donckaster , que actuó como abogado (quien además es vicepresidente de Universidad de Chile). De ahí no supe más hasta que hace unas tres semanas me visitó un funcionario de Policía Internacional y me hizo una serie de preguntas. Por ejemplo, cuántas veces salía del país, cuánto duraban los viajes, si tenía bienes en Chile, cuestiones de tipo doméstico. Nada más. Ahí quedaron de avisarme. Hasta ahí sé. Lo único que me queda claro es que cuando salga seguro que primero lo sabrán los periodistas... (risas)", explicó.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores