Marcelo Salas alegra a Acosta

Sonrisas al por mayor hubo en Juan Pinto Durán. El anuncio de que el delantero de Lazio se incorpora hoy a los entrenamientos de la selección facilita el trabajo del cuerpo técnico.

20 de Abril de 2000 | 09:53 | El Mercurio
SANTIAGO.- Sorprende el ánimo de Nelson Acosta. El entrenador de la selección nacional exhibe una sonrisa casi permanente en las prácticas del complejo Juan Pinto Durán. La razones son variadas. Los jugadores pretenden mejorar la deteriorada imagen del fútbol chileno a nivel internacional y ayer se confirmó que Marcelo Salas se sumará desde hoy a los entrenamientos. El zurdo llegará descansado al duelo con los peruanos, vital para que la Roja no mire la tabla desde abajo.

Acosta, quien en sus últimas apariciones públicas prefirió la ironía al dialogar con los periodistas, interpeló a quienes dudan de los deseos de Salas de jugar por el combinado nacional. Esta es una lección para los que dicen que a Marcelo no le gusta jugar por la selección. El habló con los dirigentes y el técnico de Lazio para poder llegar antes. Nos avisó el martes que llegaba mañana (hoy) y queda listo para jugar, dijo el calvo adiestrador.

Trascendió que como la lucha por el scudetto está casi definida en favor de Juventus y luego de la eliminación de la Copa de Campeones a manos del Valencia, Salas negoció con Sven Goran Ericksson. El temuquense recordó que para el partido con Argentina fue autorizado a viajar sólo cuatro días antes del partido, pese al acuerdo existente con la ANFP, y no fue utilizado por el sueco en el clásico con Roma. Por eso, luego de evaluar que ninguno de los delanteros estaba lesionado, el cuerpo técnico lazial dio visto bueno al zurdo.

Para Acosta un tema preocupante es la ola de pesimismo que recorre al ambiente futbolístico. Su objetivo es que los hinchas recuperen la fe. Estamos tan fatalistas que mejor no jugamos el partido... Es cierto que no hemos andado bien, que la selección perdió en Argentina, que los equipos en la Copa Libertadores tampoco rindieron y además se juntó con el problema del tenis. Entonces se da un ambiente derrotista que trato de levantar. Lo que pasa es que no tenemos equilibrio: un día somos los mejores y al otro los más malos del mundo, un desastre. Hay que asumirlos como momentos que pasaron y que no se repitan. Pero si no cambiamos la mentalidad, estamos liquidados, comentó el locuaz entrenador.

En el plano futbolístico, Acosta salió al paso de las especulaciones. En la práctica el equipo utilizó cuatro zagueros en el fondo. El técnico lo atribuyó a motivos logísticos. Teníamos dos centrales - Pedro Reyes y David Henríquez- , porque lo demás están en sus equipos por la Copa Libertadores y los otros todavía no se integran, explicó. La sensación entre los integrantes del equipo es que frente a Perú se recurrirá a tres centrales, con dos laterales abiertos por los costados.

Acosta frunció el ceño cuando fue interrogado por la eventual búsqueda de entrenador en el caso de que la selección pierda frente a Perú. No me voy a poner en ese caso, no sé quién lo dice y tampoco me preocupa, sentenció.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores