Nelson Tapia abre el cerrojo

Junto con asegurar un triunfo frente a Perú el próximo miércoles, el portero de la selección nacional explicó su postura frente a la eventual nominación de Sergio Vargas y también aprovechó de referirse a los agitados días que viene de vivir en la UC.

23 de Abril de 2000 | 18:39 | El Mercurio
Durante los días previos al partido eliminatorio que sostuvieron las selecciones de Chile y Perú en Santiago - 4-0 en 1997- , que prácticamente definió la clasificación nacional al Mundial de Francia '98, Nelson Tapia calentó el ambiente declarando que le tenía sangre en el ojo al representativo incaico a raíz del clima hostil que debieron soportar los chilenos en el encuentro anterior disputado en Lima.

Por eso, faltaba saber si, en estos tres años que transcurrieron, el portero pudo enjugarse la vieja mugre ocular. Y Tapia asegura que ya está olvidado. Es cierto que dije eso. Se creó un ambiente medio beligerante, con brujos que predecían el destino de ambas selecciones. Pero tampoco fue algo tan grave.

- ¿Cómo viene ahora la mano con Perú?

Mucha gente a lo mejor duda por lo que sucedió frente a Argentina (1-4) y por el buen partido que le hizo Perú a Paraguay en Lima (2-0).

- No sólo por eso existen dudas. También por los pésimos resultados del fútbol chileno en la Copa Libertadores.

No es que yo me quiera marginar o reducir mi culpabilidad en la campaña de mi equipo (UC) en la Copa pero nosotros, como seleccionados, no podemos quedarnos con lo que pasó en la Copa con los equipos chilenos. Son dos frentes distintos.

- ¿Es mejor esta selección peruana a la que participó en las eliminatorias pasadas?

Sólo vi algunos pasajes del partido que jugó con Paraguay. Pero me da la impresión que es un equipo más sólido que la selección peruana del '97.

- ¿Cómo cree que debería pararse Chile: con un 4-4-2 o cambiar al 3-5-2?

El sistema de juego lo tiene que definir el entrenador. En lo personal creo que Chile tiene que entrar a buscar el partido para demostrar, desde el primer momento, que los tres puntos se quedarán en casa.

- Usted ha sostenido que le da lo mismo la eventual nominación de Sergio Vargas a la selección. ¿Realmente le es indiferente?

Si Vargas es un chileno más, la decisión va a pasar por el director técnico. Nada más.

- Y si usted tuviera que decidir por Nelson Acosta, ¿que resolvería al respecto?

Si yo fuera Nelson Acosta... muero con Marcelo Ramírez y Nelson Tapia

- ¿Por qué?

Porque tanto Marcelo (Ramírez) como yo hemos participado en un Mundial, estuvimos en la Copa América, y la verdad es que no sé qué tantos bajos ha tenido el arco chileno durante nuestro período.

- Si quiere los empezamos a enumerar...

Yo creo que se ha exagerado y que se les ha pasado la mano con Marcelo (Ramírez).

- El punto es que usted señala que lo ideal sería que Acosta muriera con los actuales porteros, dejando entrever que no le agrada la eventual convocatoria de Sergio Vargas, ¿verdad?

A ver. Yo me pongo en el papel de Nelson Acosta y digo que moriría con Ramírez y Tapia, porque ambos me han cumplido. Ahora, si Vargas ya adquirió la nacionalidad y tiene todos sus papeles al día, su llegada a Juan Pinto Durán será resorte exclusivo del entrenador. Nada más.

- ¿Le incomodaría entrenar con Sergio Vargas?

Yo creo que ambos podríamos aprender cosas del otro....

Desencanto cruzado

- Imposible no consultarle por la UC. ¿Causaron mucho desconcierto las declaraciones de Wim Rijsbergen al interior del plantel?

Sí, lógico.

- Tal vez porque los futbolistas chilenos no están acostumbrados a que, de tanto en tanto, aparezca alguien y les diga ciertas verdades.

Sí pero que te las digan a tí....

- Declararlo a través de la prensa también es una forma de decirlo.

Bueno, por eso quedó demostrado que el plantel de la UC ha tenido mucha calidad.

- ¿Dice que la UC tiene un plantel de calidad porque nunca contestó las misivas (o misiles) públicos que le envió Wim Rijsbergen?

Sí y porque durante los malos momentos que hemos vivido nunca se produjeron roces entre nosotros. Aunque no niego que hubo un desencanto por las declaraciones del entrenador. Por eso los más grandotes hemos tratado de fortalecer a los más chicos, porque normalmente son ellos los que sienten más los golpes.

- ¿No cree que es un ejercicio sano desnudar las falencias?

Me parece positivo que se digan las cosas. Y hasta me trato de poner en la mentalidad de Wim (Rijsbergen), y por su personalidad, puede ser hasta entendible el manejo que ha tenido. Pero hay formas y formas de decir las cosas....

Por Felipe Vial

Vea nuestro especial sobre las Eliminatorias

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores