El gol tiene nombres y apellidos

Iván Zamorano y Marcelo Salas no esconden que parte importante de las pretensiones de Chile recaen sobre sus espaldas.

26 de Abril de 2000 | 09:58 | El Mercurio
El asedio de periodistas e hinchas sobre los dos principales referentes de la selección no tiene pausas. Las cámaras, flashes y micrófonos confluyen en Iván Zamorano y Marcelo Salas, que desde su llegada a Santiago han debido responder un cuestionario que ubica como temas centrales la presión de Chile por ganar, los condimentos extrafutbolísticos y los resabios de las eliminatorias anteriores.

La imagen del partido con Argentina aparece con frecuencia en las preguntas. Pero Zamorano raya la cancha. "Debemos aceptar la responsabilidad que tuvimos en el partido anterior, corregir los errores y encarar este juego como el primero de las eliminatorias. Parte importante de nuestra clasificación a Francia pasó por lo que hicimos en casa y por eso debemos ganar o ganar", arrancó el capitán.

Con soltura, Marcelo Salas habló sobre las obligaciones del equipo nacional. "Todos tienen la necesidad de ganar, por eso no creo que la presión juegue en contra nuestra", para luego agregar que "la diferencia con las eliminatorias pasadas es que se juntó todo, un grupo de jugadores en gran nivel. Ahora se incorporó gente joven, que tiene muchas condiciones. No sé si estas eliminatorias son más difíciles que las de Francia, pero el problema que afrontamos es la cantidad de partidos que jugamos en nuestras competencias. Hay un cupo menos, porque ahora está Brasil, pero dependerá de nosotros clasificar".

El peso específico de ambos jugadores, que nadie discute, fue otro de los tópicos que surgieron en la rueda de prensa. Zamorano fue claro: "Sabemos que con Marcelo somos importantes, que ambos podemos liquidar en cualquier momento y que importamos en el esquema, pero estamos respaldados por un grupo de jugadores que ha demostrado su valía". Luego destacó la incorporación de nuevos futbolistas: "Rodrigo Tello y David Pizarro son dos valores jóvenes, que tienen calidad y experiencia internacional para afrontar una competencia de esta envergadura. Cuentan con el respaldo del técnico, de los compañeros y si están en esta instancia es por algo".

Salas también defendió la categoría de sus camaradas: "Iván y yo sabemos de nuestra importancia, pero detrás nuestro hay compañeros de mucha experiencia y jerarquía. Si la pelota nos llega arriba es porque ellos son capaces de jugarla, de quitarla. A lo mejor tenemos más experiencia que muchos compañeros jóvenes, pero eso no implica que no nos matemos corriendo. Ellos ven ese ejemplo y también dejan todo en la cancha. Lo más lindo es cuando en la selección te sientes útil y en este grupo todos nos sentimos útiles".

La sentencia final de Zamorano grafica el ánimo del plantel: "Perú es un rival directo en la lucha por clasificar, pero para nosotros cada partido es el último. Queremos lograr cosas y ojalá la de mañana (hoy) sea una bonita noche, una noche especial, como las del '96 y el '97. No podemos asegurar un resultado, sólo que daremos nuestros mejor esfuerzo. Que nadie tenga dudas".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores