Nelson Acosta: A lo mejor hay que cambiar

El conductor técnico de la selección admitió que tal vez conviene modificar el sistema táctico de la Roja y retornar al 4-4-2, que acomoda más a los jugadores.

28 de Abril de 2000 | 09:28 | El Mercurio
Seguramente Nelson Acosta apuntó el jueves 27 de abril como uno de los días más penosos desde que asumió la dirección técnica de la selección. Aún fresco el triste empate con Perú la noche anterior (1-1), el entrenador de Chile realizó el primer balance en frío del preocupante nivel que muestra su equipo y del discretísimo arranque de la Roja en las eliminatorias regionales a la Copa del Mundo 2002.

Antes de ahondar en las causas técnicas del pobre desempeño de la selección, Acosta se explayó acerca de la sonora silbatina que le dedicó el público al término del partido y al clamor de un sector más radical de la parcialidad chilena que exigió, a viva voz, su salida del banco nacional.

Es parte de nuestro trabajo. El hincha es así. Un día sos un fenómeno y al siguiente eres un desastre. Lógico que a nadie le puede gustar que el público grite improperios en su contra, pero lo acepto y no voy a dramatizar por eso, dijo.

Frente al eventual fracaso de su sistema táctico preferido (3-5-2), el entrenador reconoció que es probable que de ahora en adelante modifique su pizarra por un dibujo que se acomode mejor a los jugadores. Si se piensa que los futbolistas chilenos manejan mejor la línea de cuatro, con un fútbol más pausado, a lo mejor tendremos que volver a eso.

Los jóvenes y la TV

Conservando su tono reflexivo, el jefe técnico de "Juan Pinto Durán" también reconoció al programa Al Aire Libre de radio Cooperativa que pudo ser un error hacer debutar simultáneamente a la pléyade de figuras jóvenes que parió el fútbol local en el último tiempo. Yo insisto que Chile tiene porvenir en jugadores como Claudio Maldonado, Rodrigo Tello, David Pizarro, Pablo Contreras... pero a lo mejor no fue bueno meterlos a todos al mismo tiempo. Sin embargo, dijo que el tema también estaba cruzado por la carencia de alternativas que le ofrece el mercado nacional, porque Marcelo Vega, por ejemplo, fue un gran jugador y ya no está. Lo mismo ocurre con Víctor Hugo Castañeda. Entonces, no es fácil buscar los relevos.

En cuanto al bajo rendimiento que exhibieron los dos créditos del equipo nacional, Iván Zamorano y Marcelo Salas, en las dos primeras fechas de las eliminatorias, Acosta explicó que ambos estaban pasando por un período bajo y reconoció que el exigente calendario de la competición italiana puede estar cobrándole factura al binomio. Salas y Zamorano se ven cansados. Eso es claro. Y como ahora sólo están unos pocos días en la selección, tampoco hay mucho tiempo como para lograr una recuperación adecuada.

Pensando en los duelos que vienen - que a estas incipientes alturas del proceso clasificatorio adquieren un carácter trascendente para él y su equipo- el estratega comentó que era necesario reconstruir una estructura distinta. Y agregó: No sé, tal vez necesitamos tener un equipo más pensador, con mayor aplomo...

Respecto de la molestia que había causado entre los dirigentes de la ANFP la visita que realizó Acosta y tres de sus pupilos - Marcelo Salas, José Luis Sierra y Nelson Tapia- a un programa estelar de la televisión 48 horas antes de jugar el partido con Perú, el técnico la excusó argumentado que el programa se grabó a las dos de la tarde del lunes. Posteriormente entrenamos durante dos horas y nuestra visita a Canal 13 no interfirió en la agenda de trabajo que tenía la selección ese día. No sé si este tema estará en los reglamentos, pero no le puedo decir a mis jugadores lo que tienen que hacer en sus horas libres.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores