Chile apuesta a cuidar el rancho

Con cuatro zagueros y dos fuertes volantes de contención, la selección chilena espera detener los ataques de la escuadra uruguaya, en lo que será el enfrentamiento de ambos elencos, el sábado próximo por las clasificaciones al Mundial de Japón-Corea 2002.

30 de Mayo de 2000 | 17:12 | Efe
SANTIAGO.- El seleccionador chileno Nelson Acosta apostará el próximo sábado a la experiencia y a la fuerza en el partido que su equipo jugará ese día en Montevideo, frente a Uruguay, en las eliminatorias del Mundial 2002, según lo visto en los últimos entrenamientos de la plantilla.

Aunque durante la semana pasada varios jóvenes participaron en las formaciones que vistieron los chalecos de titulares en los entrenamientos, en los últimos días prácticamente han desaparecido de esas alineaciones, con una sola excepción: la de Rafael Olarra en el lateral izquierdo.

Rodrigo Tello, que tenía posibilidades de jugar desde el primer minuto como apoyo en la contención y en la creación, cedió su puesto a José Luis Sierra como más probable titular, junto a Fabián Estay, otro experimentado que regresa tras haber sido dejado de lado por Nelson Acosta en las jornadas anteriores.

De este modo, el equipo titular que ha ensayado Acosta estos días formó con Nelson Tapia; Ricardo Rojas, Pedro Reyes, Jorge Rojas, Rafael Olarra; Marcos Villaseca, Pablo Galdames, Fabián Estay, José Luis Sierra; Iván Zamorano y Marcelo Salas.

El seleccionador chileno no ha ocultado que en el estadio Centenario su equipo se plantará defensivamente, con cuatro hombres en línea atrás, dos "duros" como Villaseca y Galdames en la contención y Fabián Estay en un despliegue de sube y baja.

"Esta vez no tenemos carrileros; la primera misión de los laterales será defender y no pasarán al ataque sin una posibilidad clara", dijo Acosta, que hace unos días admitió que no le interesa que su equipo juegue bien, sino que logre "el punto" el próximo sábado.

"Hay que cuidar nuestro rancho, el cero defenderlo a muerte", afirmó por su parte Pablo Galdames, que tiene la tarea de sustituir a Clarence Acuña, que está inhabilitado a raíz del positivo por un fármaco que dio en el examen de dopaje del partido Chile-Perú (1-1), el pasado 26 de abril.

Algo diferente es la visión que tiene del partido el delantero Marcelo Salas: "La idea es tratar de hacer un juego rápido en todo sentido, no que uno corra más, sino que la pelota se traslade velozmente y que la tengamos nosotros", afirmó.

Sobre Uruguay, Salas dijo que "tiene mucha gente nueva y grandes jugadores. Uruguay siempre ha sido difícil, pero creo que ahora tiene un entrenador muy táctico, estudioso, con una capacidad muy grande".

"El partido será muy disputado", concluyó el delantero del Lazio de Roma.

Nelson Acosta, por otra parte, restó importancia a la preocupación que ha mostrado la prensa local por la diferencia entre el intenso trabajo que ha realizado Uruguay, que en los últimos días ha jugado dos partidos de ensyo ante equipos locales, y la preparación de Chile, a cuyos jugadores incluso se les dio libre el pasado fin de semana.

"A mí no me gusta jugar por jugar. Prefiero trabajar las líneas en los entrenamientos", dijo Acosta, que añadió que la escasez de jugadores jóvenes en la probable formación del sábado no significa que éstos hayan fracasado.

"Por algo los jóvenes siguen en el plantel; he querido poner jugadores que le dan más experiencia al equipo, pueden tener la personalidad que se necesita en un partido así", señaló el entrenador de origen uruguayo.

Vea nuestro especial sobre las Eliminatorias

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores