Promulgada Ley que deroga la pena de muerte

Luego de 11 años de trabajo por fin fue derogada oficialmente la pena capital en Chile, hecho calificado como "histórico" por las autoridades presentes en la ceremonia encabezada por el Presidente de la República Ricardo Lagos.

28 de Mayo de 2001 | 13:22 | Juan Carlos Muñoz, emol.com
SANTIAGO.- Con las firmas del Presidente de la República Ricardo Lagos y del ministro de Justicia José Antonio Gómez, fue promulgada la ley que deroga la pena de muerte en Chile y la reemplaza por el presidio perpetuo calificado de 40 años de cárcel como mínimo.

"El Estado de Chile en este acto, renuncia a la posibilidad de privar de vida a uno de sus miembros y se compromete, en cambio, con la vida", afirmó el titular de la cartera de Justicia, único orador en la ceremonia.

Luego de 11 años de tramitación "el derogar la pena de muerte ha sido posible gracias a un conjunto de voluntades", dijo Gómez al tiempo que valoró en especial trabajo del senador Juan Hamilton.

El ministro de Justicia sostuvo que el fin de la pena capital no significa el debilitamiento "de la respuesta estatal y social hacia la criminalidad más grave", ya que en su lugar se impuso un presidio "perpetuo realmente efectivo y terminó con la actual libertad condicional a que los condenados pueden optar luego de 20 años de cárcel".

Finalizada la ceremonia, Gómez manifestó que "es un día histórico para el país, cambiar la cultura de la muerte por la cultura de la vida, aunque esta nos duela. Es un momento emocionante", manifestó.

El secretario de Estado agregó que luego de la promulgación del decreto que termina con la aplicación de la pena capital, se puede asegurar a los chilenos que "quien comete delitos atroces va también a recibir una sanciona muy rigurosa".

"Se cierra una página de nuestra historia y se abre una gran puerta que nos hace sentirnos orgullosos de construir una sociedad más libre y tolerante", afirmó el ministro José Antonio Gómez.

Más de medio centenar de condenados fueron fusilados mientras rigió la pena máxima por un siglo y medio. Los últimos ejecutados lo fueron en los años 80, por cuanto desde el retorno a la democracia en 1990 los Presidentes han cambiado la pena de muerte a los condenados por otras sentencias.

Francisco Cumplido

Para el ex ministro de Justicia Francisco Cumplido, la derogación de la pena máxima "significa que la sociedad chilena ha avanzado como civilización, porque la pena de muerte es cruel, inhumana e inútil, según lo han comprobado los criminólogos. Cuando fui ministro de Justicia se perdió por un voto en el senado".

Cumplido sostuvo, sin embargo que el presidio perpetuo no debe ser de 40 años como mínimo sino de 30, "porque la pena debe ser castigo y rehabilitación".

Andrés Zaldívar

"Es una medida que tiene mucha importancia para la historia del país e implica insertarse en el mundo racional y del respeto absoluto por la vida", dijo el presidente del senado Andrés Zaldívar respecto a la abolición de la pena capital. "Nadie puede quitarle la vida a otro por muy atroz que fuese el delito".

El senador democratacrististiano, sostuvo que Chile se ganó el reconocimiento del mundo por la medida aprobada en el senado el 19 de diciembre pasado por 26 votos a favor y 14 en contra.

Patricio Aylwin

"Durante mi gobierno se intentó suprimir la pena de muerte, pero no tuvimos los votos suficientes en el senado. Ahora es una realidad y por fin el país se pone a tono con la realidad", aseveró el ex Presidente de la República Patricio Aylwin.

Respecto a si el próximo paso importante en materia legislativa será aprobar una ley de divorcio, Aylwin dijo que "los católicos no podemos imponerles a quienes no lo son nuestra concepción sobre la indisolubilidad del vínculo. Creo que Chile debiera legislar para resolver este problema. Sobretodo porque el mecanismo de nulidad de matrimonio que se usa, es un subterfugio y en el fondo es una gran hipocresía".

El ex Mandatario dijo que primero se debe tratar el tema de la familia y como segundo aspecto el del divorcio.

Soledad Alvear

"Lo que hoy se promulga es un gran paso hacia la civilización de nuestro país. Es lograr que en Chile bajo ninguna circunstancia se ocupe la muerte para castigar a una persona. Creo que cuando el ex Presidente Frei señaló que si el Estado mata a alguien para castigar se pone al mismo nivel de esa persona, tenía toda la razón", aseguró la ex ministra de Justicia y actual titular de Relaciones Exteriores Soledad Alvear.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores