A 18 años del estreno de "Rápido y Furioso": ¿Cuál de estos autos tendrías en tu estacionamiento?

Se trata de una de las franquicias más exitosas del cine y es calificada como una saga icónica para los fanáticos del mundo tuerca. En sus 18 años “Rápido y Furioso” ha revivido varios clásicos de la cultura motor ¿Con cual de ellos de quedarías? (Vota al final de la nota).

21 de Junio de 2019 | 10:09 | Por Carlos Valdés
shutterstock
Este sábado 22 de julio se cumplen 18 años del estreno de la película “Rápido y Furioso”, primera cinta de una de las franquicias más exitosas de los últimos años en Hollywood.

En sus ocho producciones estrenadas son innumerables los autos que se robaron las miradas de los fanáticos de las tuercas, de ahí que escogimos 10 de los más representativos, muchos de ellos conducidos por Toretto y O’Conner, para que puedas escoger el que más te gusta.


  • ¿Con qué auto de Rápido y Furioso te quedarías?
  • DODGE CHARGER 1970

    La primera cinta de Rápido y Furioso termina cuando Toretto y O’Conner se retan a correr ¼ de milla entre semáforo y semáforo pasando por un cruce ferroviario. Toretto corre en un Dodge Charger 1970 que perteneció a su padre y cuyo motor, dicen, tiene 900 caballos de potencia. Pese a que el muscle car estadounidense termina destruido tras chocar con un camión, este auto regresa posteriormente en las entregas 4 y 5.

  • NISSAN SKYLINE R34 GT-R

    Al comienzo de la segunda entrega, Brian O’Conner está detrás del volante de un Nissan Skyline GT-R generación R34 para competir contra un Honda S2000 2001 (Suki), un Mazda RX-7 1993 (Julio) y un Toyota Supra Turbo MkIV 1993 (Jack). El R34 regresa para la cuarta película.

  • MITSUBISHI ECLIPSE RS 420A - 1995

    Este coche de color verde, con gráficos e iluminación debajo de su carrocería es considerado como uno de los más icónicos en la saga. Su estreno en la franquicia ocurrió en la primera producción.

  • ACURA NSX

    El Acura NSX original tuvo varias apariciones en las películas de la saga, pero tuvo más relevancia en las películas 4 y 5. Mia Toretto (Jordana Brewster) conduce un NSX-T color negro con algunas partes del NSX-R del mercado japonés. El tiempo que aparece el auto deportivo con motor central es breve, pero su presencia sin duda fue bienvenida.

  • TOYOTA SUPRA MARK IV

    El Supra fue uno de los autos que se robó las miradas en la primera película. Cómo no recordar que este deportivo fue rescatado por O’Conner de un depósito de chatarra y reconstruido en el garaje de Toretto. Al final de la cinta es el auto que O’Conner entrega a Toretto para que huya de la policía.

  • RB-SWAPPED 1967 FORD MUSTANG

    En las últimas escenas de la cinta “The Fast and the Furious: Tokyo Drift” el protagonista Sean Boswell (Lucas Black) compite con un Ford Mustang 1967 que estaba desarmado en la cochera de su padre. Le faltaba su motor por lo que deciden ponerle un 2.6 litros, twin-turbo de seis cilindros del Nissan Skyline GT-R.

  • DODGE CHARGER DAYTONA

    Se trata de una de las máximas leyendas en las carreras de NASCAR, el Charger Daytona y su gemelo, el Plymouth Superbird, se pueden distinguir fácilmente por sus largos frentes. No obstante, el auto visto en la película en realidad es un Charger 1968 “disfrazado” como Daytona.

  • JENSEN INTERCEPTOR

    En la sexta entrega de Rápido y Furioso Letty Ortiz había perdido la memoria e integraba el “bando de los malos”. Conduciendo un Jensen Interceptor gris mate compite en las calles de Londres contra el Dodge Charger Daytona de Toretto.

  • CORVETTE GRAND SPORT

    Este increíble deportivo aparece en la quinta entrega de la serie ambientada en Río de Janeiro. El Grand Sport es robado de un tren antes de salir volando sobre un acantilado y caer en un gran lago. Por suerte, el auto que “vuela” en la película es una réplica, ya que en la actualidad sólo se sabe que existe un puñado de estos autos originales.

  • FORD ESCORT RS1600 MK 1 1970

    Este coche de competición es considerado en Europa como un verdadero clásico del mundo del rally. Su aparición se dio en Rápido y Furioso 6 donde fue conducido por Brian O’Conner. El auto original contaba con un motor 1.6 litros de cuatro cilindros que producía apenas 113 caballos de fuerza. Si bien no parece mucho, no deja de ser poca potencia si se considera que el auto no pesaba más de una tonelada.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Encuentra
tu próximo vehículo

Palabras clave

Región

Categoría

Marca

2000Rango de años 2020

Precio

Fecha de publicación

Buscar
Limpiar
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores