¿Le gustaría tener un auto de la realeza británica? Subastan Rolls-Royce de Edward VIII

Según se informó este auto también fue utilizado por Jorge VI, la Reina Isabel y el Príncipe Carlos. De ahí que no sorprenda que pueda superar los 170 millones de pesos chilenos.

14 de Agosto de 2019 | 11:03 | Por Carlos Valdés
Bonhams
No todos los días se tiene la posibilidad de pujar por vehículos que fueron pensados para ser ocupados por un rey o una familia real. Acceder a uno de ellos no es tarea fácil y de ahí la atención que se ha robado un exclusivo coche que saldrá a subasta durante septiembre próximo y que perteneció al otrora rey de Inglaterra, Edward VIII, posteriormente conocido como el duque de Windsor.

Se trata de un extraño Rolls-Royce Phantom 1 personalizado por el mismo fabricante para el monarca, quien tras recibirlo lo usó por poco más de una década.

El Rolls Royce fue construido en 1927 y fue utilizado por Edward VIII cuando aún era príncipe. En 1936 el integrante de la familia real británica lo utilizó para convertirse en rey tras el fallecimiento de George V.


Ese mismo año, aún con el auto en su poder, Edward VIII decidió abdicar al trono para poder contraer matrimonio con la socialite estadounidense Wallis Simpson.

Ya sin la corona y tras una década con el fino automóvil, el duque de Windsor decidió vender el lujoso Rolls Royce en 1937 a un ex camarero de la casa real.

De ahí en adelante se perdió la pista del Phantom 1 hasta que en 1980 fue encontrado entre una pila de maquinaria antigua.

Una vez rescatado de entre los fierros quedó en manos de Edward Overton, un destacado artesano especialista en Rolls Royce, quien demoró alrededor de 30 años en restaurar minuciosamente el elegante vehículo. De ahí que se estima que el precio base que podrían alcanzar este coche es de 200 mil libras, alrededor de 171 millones de pesos chilenos.


Luego de tres décadas de trabajo el coche recuperó todo su esplendor original. Incluso, se consiguieron sus extrañas y muy difíciles de hallar luces delanteras.

Además de eso, el vehículo tiene una parrilla tradicional, tablero de madera y un sillón color crema para que los pasajeros puedan sentarse cómodamente en el asiento trasero.

También cuenta con una pequeña figura sobre el globo que engalana el capó del coche y que revela que se trata de un Rolls Royce real.

Según publica el diario The Sun este vehículo no solo perteneció a Edward VIII, sino que también fue utilizado Jorge VI, la Reina Isabel y el Príncipe Carlos.

Richard Stafford, especialista de la casa de subastas británica Bonhams, dijo al medio de prensa que este coche debería alcanzar las 200 mil libras sin mayores problemas.

"Este es un ejemplo bellamente restaurado de un Rolls Royce temprano que realmente es apto para un rey", sentenció.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Encuentra
tu próximo vehículo

Palabras clave

Región

Categoría

Marca

2000Rango de años 2016

Precio

Fecha de publicación

Buscar
Limpiar
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores