Así es el primer vehículo autónomo de América Latina que circula por el parque O’Higgins

Se trata del EZ10, un minibús 100% eléctrico que no necesita de conductor y que diariamente recorre un pequeño tramo del popular jardín capitalino, ofreciendo una muestra de cómo será el transporte en el futuro.

11 de Enero de 2020 | 08:26 | Por Carlos Valdés

A un costado del Pueblito del Parque O’Higgins se encuentra la ruta de prueba del primer vehículo autónomo y 100% eléctrico que circula por Chile y América Latina.

Se trata del Shuttle EasyMile EZ10, un minibús para 12 personas de la empresa francesa Transdev, que llegó al país a fines de 2019 gracias a un convenio con el Banco Interamericano de Desarrollo y el Ministerio de Transporte.


El objetivo de esta prueba piloto es conocer su tecnología y proyectar sus potenciales usos a nivel nacional, además de acercar estos nuevos desarrollos y futuras formas de transporte a la población en general.

De hecho, hasta ahora los más beneficiados con este minibús autónomo han sido los niños y ancianos que diariamente van desde el Metro Parque O’Higgins hasta la Piscina Olímpica del complejo recreacional.

El servicio, totalmente gratuito, se extiende desde las 09:00 a las 14:00 horas, de lunes a viernes y recorre poco menos de un kilómetro desde una estación a otra.

(Shuttle EasyMile EZ10)

Si bien la distancia es una de las más reducidas hasta ahora usadas para un recorrido piloto, lo cierto es que responde perfectamente a los objetivos del minibús, diseñado para cubrir lo que se denomina “la última milla”.

Tercera edad y niños


Para conocer cómo ha sido esta inédita experiencia visitamos la zona de pruebas en el parque capitalino hasta llegar a su paradero emplazado a un costado de una zona de juegos para niños.

La ubicación del terminal no es al azar, sino un claro mensaje sobre de la seguridad que ofrece esta tecnología de vehículos autónomos y que ha sido probada por años y sin incidentes en Europa, E.E.U.U. y Australia.

Así lo comentó a Emol Lluís Vidal, Head of Strategy de Transdev y jefe del proyecto en Chile, quien no perdió oportunidad de conversar con la gente para conocer su opinión y explicarles en qué consiste el piloto.

(Funciona de lunes a viernes entre 09:00 y 14:00 hrs.)

“Cuando llevé el proyecto a nivel operativo a Francia y mostré las medidas de seguridad que teníamos para el inicio de la marcha blanca en Chile eliminamos algunas de ellas porque esta tecnología es totalmente segura, 100% segura en estos entornos”, explicó.

Respecto de la respuesta del público, Vidal dijo que el interés de los chilenos por conocer y usar esta nueva tecnología de movilidad autónoma ha ido día a día en aumento, especialmente entre la tercera edad y niños.

"La afluencia de usuarios va aumentando. Ayer llevamos a más de 350 usuarios, 350 personas que se movilizaron en un periodo corto de tiempo y en un vehículo que tiene capacidad para solo 12 personas. Entonces, estamos dando un servicio masivo y sobretodo favoreciendo a la comunidad que utiliza habitualmente este espacio del Parque O’Higgins. Además estamos orgullosos de decir que alrededor del 70% de los usuarios que utilizan habitualmente el servicio son adultos mayores o personas con algún tipo de discapacidad que concurren a la piscina del parque, así como también niños que van a entrenar al recinto", dijo el Head of Strategy de Transdev.

(Lluís Vidal, Head of Strategy de Transdev Chile)

Lluís Vidal añadió que con esta puesta en marcha se concreta la primera fase del proyecto que apunta a presentar esta tecnología y mostrar las utilidades de los vehículos autónomos.

Una vez finalizada, dijo, que se dará inicio a la segunda fase y que apunta a generar las conversaciones que permitan que esta tecnología se quede y desarrolle aún más en Chile.

Lluís Vidal agregó que Chile fue elegido como el primer país de América Latina para recibir esta nueva tecnología debido a que Transdev ya opera en territorio nacional y sabe que tiene "la capacidad de implementar y desarrollar servicios asociados a la movilidad autónoma".

(El EZ10 tiene capacidad para 12 pasajeros)

"Nuestro objetivo a corto plazo no es verlo masivamente por las calles, pero si dando servicios específicos de alto valor. Hay que tener en cuenta que esta tecnología es totalmente segura, nosotros hemos recorrido más de 2 millones de kilómetros en cuatro continentes y más de 50 operaciones y nunca hemos tenido un accidente, nunca", sentenció el ejecutivo.

Un paseo al futuro


El Shuttle EasyMile EZ10 llama la atención por su singular forma, parecido a un pan de molde, y pausado andar, aún cuando puede desplazarse a una velocidad máxima de 25 km/h.

Una vez que llega a la estación o paradero, el vehículo opera de una forma muy similar a las nuevas líneas del Metro de Santiago. Es decir, abre automáticamente sus puertas para permitir el ingreso de los pasajeros.

Una vez arriba, llama la atención la simplicidad del minibús con dos corridas de tres asientos enfrentadas y un espacio central para los pasajeros de pie.

Sobresale una pantalla donde se entrega diversa información del recorrido y tres grandes botones ubicados al costado de la puerta y que controlan el cierre de estas, la rampa para sillas de rueda y la puesta en marca.

(Joaquín Cornejo, operador del Transdev)

Como se trata de una fase piloto, al interior del vehículo va un operador humano cuya misión es explicar cómo funciona el vehículo autónomo y, de ser necesario, tomar el mando de este mediante un control similar a los usados en los juegos de consola.

Joaquín Cornejo, operador del Transdev y encargado de logística y operación del proyecto, explicó que este vehículo autónomo opera con tres distintos tipos de sensores de proximidad.

El primer se encuentra en el techo del vehículo y barre el área delantera y trasera de este con un alcance de 220 metros. El segundo tipo de sensor va al nivel de la cintura y está posicionado en la parte delantera y trasera del minibús con un alcance de 80 metros.

(Tres tipos de sensores de proximidad operan en el Shuttle EasyMile EZ10)

Finalmente existen un tercer tipo de sensores posicionados a unos 30 centímetros del suelo en las cuatro esquinas del coche autónomo y son los que activan el frenado de emergencia en caso de ser necesario.

Joaquín Cornejo agregó que el minibús cuenta además con programas de última generación que le permiten regular, por ejemplo, su velocidad dependiendo de las condiciones del suelo, lo que quiere decir que si este no está en buenas condiciones inmediatamente reducirá su marcha.

“Hay que entender que la velocidad que tiene el minibús está programada para cubrir la última milla, es decir suplir el caminar de la persona en un tramo delimitado y no para competir en una autopista a 100 kilómetros por hora. Por eso la gente a veces nos dice que es muy lento y ahí hay que explicarles que en el fondo este tecnología es para ayudar a la gente a cubrir un tramo en específico y no para ir de Punta Arenas a Arica”, explicó.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Encuentra
tu próximo vehículo

Palabras clave

Región

Categoría

Marca

2000Rango de años 2020

Precio

Fecha de publicación

Buscar
Limpiar
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores