Diego Rojas, la gran promesa de la UC que tampoco pudo salvar a su equipo ante Libertad

El joven volante se adueñó del mediocampo cruzado, pero al igual que sus compañeros su nivel fue decayendo hasta ser sustituido en la derrota por 3-2 frente al conjunto paraguayo, por la Copa Sudamericana.

28 de Agosto de 2015 | 07:04 | Por Fabrizio Belmar, Emol

El volante de la UC Diego Rojas controlando la bola en el duelo ante Libertad.

Photosport
SANTIAGO.- La dura derrota que sufrió ayer jueves Universidad Católica frente a Libertad de Paraguay, por la Copa Sudamericana, y donde los cruzados ganaban sin problemas 2-0 y finalmente cayeron por 3-2, dejó en evidencia que ni la gran promesa del cuadro nacional, el volante Diego Rojas, pudo salvar a los universitarios de la debacle frente a los paraguayos.

En los primeros minutos del partido Rojas no parecía un jugador de 20 años. El joven mediocampista se para en la mitad de la cancha con la personalidad de alguien de largo recorrido en el fútbol. No tiene tapujos al pedir la pelota y driblea sin timidez. Y ayer lo demostró durante gran parte del duelo.

Él tiene una función clara en el esquema del técnico Mario Salas y lo sabe. Las labores creativas le son encomendadas por el estratega y el jugador se desenvuelve como alguien que lleva años en el profesionalismo, pero no, hoy es una de las grandes promesas del club precordillerano.

Cuando la UC ataca es él quien recorre a lo ancho el campo de juego, siempre pidiendo la pelota y buscando ser una alternativa en el juego de la Católica. No teme tomar las riendas del mediocampo cruzado, dejando en claro que en este semestre se ha convertido en una de las piezas clave del equipo, con un alto nivel futbolístico.

De hecho, fue así como dio inicio a la jugada que terminó en el segundo gol cruzado de la noche, con una jugada suya por la banda izquierda. Pero las cosas cambian cuando es el rival quien domina la pelota.

El volante siempre permanece en el centro del campo. Pocas veces bajó a molestar a los delanteros rivales cuando generaban peligro en el área del elenco precordillerano. Esperaba tranquilo en el medio a que los defensas intentaran resolver y así ser una alternativa para un ataque.

Siempre fue movedizo, pero a medida que el nivel exhibido por la Católica comenzó a decaer, él también fue perdiendo presencia y protagonismo en el campo de juego. El control en el mediocampo universitario fue cayendo en manos de jugadores como Marco Medel, hasta que Rojas fue sustituido, a los 75 minutos, dejando claro que al decaer el joven jugador sus compañeros también pierden el rumbo de las acciones.

Pero pese al resultado negativo obtenido por el elenco nacional, el volante fue una de las buenas figuras en el esquema planteado por Salas en la primera etapa.

Por ello, Diego Rojas sigue sumando bonos para convertirse en una de las grandes figuras del plantel de la UC, aunque ayer tampoco pudo salvar a su equipo de la debacle ante Libertad.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores