No sólo las emprendió contra un refrigerador: El día de furia de Beccacece en el clásico

Pese a que en la previa del duelo ante la UC aseguró estar más tranquilo por los dos triunfos consecutivos, el técnico de la U golpeó el aparato que guardaba las bebidas, fustigó al juez de línea y mucho más.

28 de Agosto de 2016 | 11:15 | Por Javier Ugarte Marisio, Emol
SANTIAGO.- "Estos dos triunfos consecutivos no ayudan para estar más tranquilos y convencidos en el trabajo que estamos realizando". Las palabras del técnico de la Universidad de Chile, Sebastián Beccacece, en la previa del clásico frente a la UC mostraban -o por lo menos lo parecía- a un "renovado" DT argentino, quien comenzaba a proyectar un mejor momento al mando del cuadro laico.

Sin embargo, esa tranquilidad que transmitía el viernes quedó en nada a sólo dos minutos del arranque del clásico universitario.

Un error en la salida de Jean Beausejour por el sector izquierdo hizo estallar en rabia al estratego trasandino, quien con un fuerte grito y gesticulando con ambos brazos reprochó la acción del seleccionado nacional.

Pasaban los minutos y Beccacece se veía cada vez más desesperado con la nula respuesta en defensa para anular a Diego Buonanotte y Ricardo Noir, más el escaso trabajo ofensivo.

Pero vino lo peor: A los 19 minutos del pleito salió el centro por la izquierda de José Pedro Fuenzalida, la bola impactó el palo y rebotó en Gonzalo Jara. Autogol del defensa y la UC celebraba el primer tanto en un repleto Estadio Nacional. El entrenador azul se tomó la cabeza con las dos manos y comenzó a caminar rápidamente de un lado a otro en su zona demarcada de la banca de suplentes, la misma que abandonó varias veces y por lo que el cuarto árbitro le llamó la atención.

Se veía agitado, descontrolado y sus gritos cada vez se hacían más frecuentes contra Nicolás Maturana y Juan Leiva, a quienes les pedía mayor precisión en el juego.

Y sólo habían pasado cuatro minutos del infortunio de Jara cuando Christian Vilches cometió un error en la salida, esto lo aprovechó Noir quien toco para Buonanotte, el pequeño volante se sacó de gran forma la marca del propio Jara y anotó el golazo del partido.

Tras cartón, continuó el "show" del técnico de la U, quien simplemente enloqueció de rabia. Gritó contra la banca, pateó una botella e inició su rápido caminar ida y vuelta, como buscando una explicación a la momentánea derrota.

Para peor, a los 25', Jara se lesionaba y pedía el cambio. El elegido para reemplazarlo fue Alejandro Contreras. El central demoró unos minutos en ingresar y esto terminó por colmar la paciencia de Beccacece, quien lanzó un fuerte epíteto contra sus ayudantes para apurar el cambio. A esa altura al argentino no lo calmaba nadie.

El refrigerador "pagó los platos rotos"



De ahí en adelante siguió el día de furia del entrenador, el que se coronó con la violenta acción que protagonizó a los 41 minutos de la brega. El árbitro del lance, Roberto Tobar, cobró penal para la UC tras una clara mano de Vilches y la reacción del argentino no se hizo esperar: Le lanzó una potente patada a un refrigerador de bebidas isotónicas que se encontraba a un costado de la banca azul, botándolo al piso producto del golpe.

El hecho no pasó desapercibido para las cámaras de la transmisión oficial, menos para los fanáticos que lo vieron y que no tardaron en reprobar la acción del técnico de la U.

Pero la rabia del DT no se quedó ahí. A un minuto del final de la primera etapa Matías Rodríguez cayó en el área cruzada y el juez del compromiso se hizo el desentendido y no cobró la falta. Beccacece de inmediato se fue contra el juez de línea, a quien encaró duramente.

En la segunda etapa continuaron los rápidos movimientos de un lado para otro y los reclamos contra el árbitro, aunque no hubo patadas contra nada. Terminó el partido y Beccacece caminó raudamente hacia Tobar, a quien lo increpó directamente a la cara, pero el árbitro del duelo no reaccionó.

Luego en la conferencia de prensa seguía irascible, contestando varias veces sólo con monosílabos a las preguntas de los reporteros. Incluso al ser consultado por si Mario Salas le había ganado el partido en el orden táctico, respondió: "Salas ganó el partido". El periodista le insistió tratando de que lo analizara más profundo y repitió a lo menos tres veces más: "Salas ganó el partido, Salas ganó el partido...", interrumpiendo al profesional que al final prefirió no seguir interrogándolo.

Así terminó el día de furia de Beccacece, quien ya anotaba episodios similares al de ayer. El pasado 20 de marzo y luego del Superclásico frente a Colo Colo golpeó una pared en el camarín y las emprendió contra una pizarra…
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores