Jugó con LeBron James, ganó millones y ahora vive en la calle: La triste historia de un ex NBA que sufre "trastorno mental"

Delonte West hizo noticia por un video en que recibe una paliza y luego es arrestado. Se le diagnosticó trastorno bipolar mientras jugaba y hoy padece un infierno.

22 de Enero de 2020 | 10:15 | Redactado por Felipe Santibáñez, Emol

West en su etapa en Cleveland.

Getty Images
Delonte West está a torso desnudo y con las manos esposadas por detrás de la espalda. Se le ve desgreñado, no para de soltar insultos y tiene la rabia tatuada en el rostro. Hace unos minutos fue pateado en plena carretera. Cuesta creer que hace poco era protagonista en la NBA, la mejor liga de baloncesto del mundo.


"Yo estaba allí porque quería dormir y él se me acercó y sacó un arma", se defendía el ex deportista de 36 años, hoy un indigente. El video dio la vuelta al mundo.

West fue seleccionado en la primera ronda del draft de 2004 por los Boston Celtics. Con el primer dinero que recibió como profesional, eliminó una enorme verruga que tenía en la nuca. Su aspecto físico siempre fue un problema para él, aunque no por vanidad. Es descendiente de los indios piscataway. Desde niño sufrió burlas por su pelo rojizo y su piel salpicada de motas. Ese rencor quedó almacenado para siempre en su interior.

"Siempre en mi vida he tratado de autodestruirme cuando las cosas me iban mejor", afirmó en una ocasión.

Pese a uno que otro problema fuera de la pista, el basquetbolista demostró que tenía un arsenal interesante para hacerse respetar en la NBA. Era un base con poder anotador y sin grandes ripios técnicos. Su estadía en el elenco de Massachusetts duró tres campañas y lo que más agradeció fue el trato de adulto que le dio el técnico Doc Rivers. De ahí, tuvo un breve paso por Seatlle y luego se fue a los Cavalliers de LeBron James, que venían de obtener el subcampeonato.

En Cleveland los demonios que secretamente lo atormentaban salieron a la luz. En la pretemporada de 2008, explotó contra un árbitro en un partido de entrenamiento y lo tuvieron que calmar entre varios. Tras el incidente, los directivos decidieron que fuera a terapia y volvió con un diagnóstico claro: trastorno bipolar. La salud mental es un tabú en el mundo del deporte y la propia franquicia reconocía que "no sabía cómo tratarlo".

"Mi santuario, mi rincón de paz, se convirtió en una broma. Solo quiero que dejen de reírse de mí"

Delonte West

Los episodios de violencia continuaron. En 2009, lo detuvieron por ir a toda velocidad en Maryland. Al revisar la moto, la policía encontró pistolas, escopetas, municiones y un enorme cuchillo de caza. Fue un escándalo y la terminó sacando barata. Quedó con arresto domiciliario, tuvo que hacer servicio comunitario y la NBA lo sancionó con partidos.

West sentía la presión, los ojos de todo el mundo puestos en él. No tardaría en estallar. Varios periodistas esperaban en el vestuario de Cleveland por LeBron y mientras tanto uno de ellos se acercó al ex Boston Celtics. "Tu puta madre, hijo de puta, y ustedes, basura de mierda…!", fue la respuesta que obtuvo.

Se fue a Boston, después estuvo en Dallas y su comportamiento era cada vez más errático. Dormía en un furgón, se peleaba con compañeros, rivales y hasta con usuarios de redes sociales.

Probó suerte en China y Venezuela, sin éxito. Volvió para jugar en los Texas Legends, equipo de la liga de desarrollo, y allí hizo una triste confesión: "Mi santuario, mi rincón de paz, se convirtió en una broma. Solo quiero que dejen de reírse de mí".

A esas alturas, había malgastado los 16 millones de dólares que ganó en su carrera. "He visto contratos saltar por la ventana, patrocinios desaparecidos, gastos de juzgados, de abogados y de divorcios. Ves tu cuenta corriente desaparecer lentamente", admitió.

Finalmente, se retiró en 2015. Un año después, se le vio pidiendo en la calle. Un hombre se le acercó para preguntarle si era Delonte West y él le dijo que ya no más. Está perdido en su propio infierno.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
FRASE DEL MOMENTO
Memorice

Prueba el nuevo Memorice y comparte tus resultados

Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Ajedrez

Prueba el nuevo ajedrez y comparte tus resultados

Solitario

Prueba el nuevo solitario y comparte tus resultados

Sudoku

Prueba el nuevo Sudoku y comparte tus resultados

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores