Cuatro basquetbolistas chilenos que juegan en el extranjero y que sueñan con la NBA

Sueñan a lo grande y dejaron todo de lado para ir a competir con los mejores. Especialistas y sus ex técnicos analizan sus posibilidades.

14 de Febrero de 2020 | 10:30 | Redactado por Felipe Santibáñez, Emol

Carvacho, Lorca, Arroyo y Haase.

Agencias/Emol
"La historia no cuenta... Lo que importa es el momento, trabajar por el futuro con pasión. A los jugadores chilenos les diría que luchen y vayan en busca de sus sueños. Y algún día llegará un chileno a la NBA, como han llegado de muchos otros países", dijo hace un tiempo la superestrella Kyrie Irving.

Las palabras del hoy base de los Nets parecen fantasiosas. El deporte cestero tuvo una época dorada, pero ha vivido las últimas décadas en una depresión constante. Ese escenario, sin embargo, podría cambiar. Hay destellos de esperanzas en las manos de un grupo de jóvenes ambiciosos y decididos.

Un hombre clave en ese proceso fue Manuel Córdoba. El actual entrenador de Valdivia se hizo cargo de las inferiores de la selección y les dio un giro. Con él en la banca, se comenzó a competir e incluso a ganarles a rivales como Brasil, Argentina, Alemania y Estados Unidos. "Fueron entendiendo que se podía. El talento no es solamente la habilidad o la destreza. Ellos creen que pueden y no se achican con nadie, sueñan en grande y tienen las ganas de cambiar la historia", le comenta a Emol.

Nicolás Carvacho

Edad: 23 Estatura: 2,12 m.

El que más ruido ha causado es Nicolás Carvacho. El pívot juega su último año con Colorado State en la NCAA, la potente liga de basquet de EE.UU., y ha crecido temporada a temporada. Es el líder histórico de su universidad en rebotes, ha sido escogido en el quinteto ideal de la competición, fue nominado al premio de mejor jugador en su puesto y acaba de superar al mítico Shaquille O'Neal en la lista de reboteros.

"Opciones va a tener de ir a los campamentos del pre-draft. Ahí se tiene que jugar la vida porque lo ven los reclutadores de todos los equipos de la NBA. Este año ha superado todos los récords y la gente de Estados Unidos sabe quién es, el tema es que su conferencia no es de las más importantes. Eso le juega un poco en contra. Para poner un ejemplo: un jugador de Melipilla tendría que destacar mucho para llegar a la selección en comparación a uno que están en Colo Colo o la U", comenta el periodista Nelson Quiroz, autor del libro "Derribando Muros. Jóvenes chilenos y el sueño NBA" (Editorial Trayecto).

Maxwell Lorca

Edad: 20 Estatura: 2,08 m.

Galo Lara fue uno de los triplistas más respetados de Chile y tras su retiro pasó al otro lado de la pista. Hoy trabaja en el club Sergio Ceppi y lleva cuatro años asistiendo a campamentos NBA, pero su mayor logró lo consiguió con la selección Sub 17 al ganar el Sudamericano de la categoría hace tres años. Una de las figuras de ese plantel era Maxwell Lorca.


Lorca es de Nueva York y juega para la UPenn. Su padre es chileno, combatió en dos guerras y trabaja para la policía. Al igual que Carvacho, al sumarse a la selección apenas balbuceaba algunas palabras en español y fue contactado por Córdoba. El trasandino recurría a sus conocidos y a redes sociales para rastrear jugadores por todo el mundo.

"Maxwell ha tenido una carrera muy ascendente en los últimos tres años. Después de ser el MVP del último Sudamericano, fue el mejor rebotero del Premundial, con figuras que ya están en la NBA. Es un jugador muy veloz, que corre la cancha demasiado rápido, tiene una agilidad increíble, ha mejorado en un 100% su físico, ya no es tan delgado como hace unos años atrás, tiene otra estructura física que le permite competir de igual a igual con cualquier jugador de la NCAA. Es otro prospecto que puede llegar a la NBA", declaró Lara.

Ignacio Arroyo

Edad: 20 Estatura: 1,88 m.

Otro de los que brilló en aquel Sudamericano fue Ignacio Arroyo. Salió muy chico a jugar a Utah, a nivel highschool, pero no veía un camino en Norteamérica. En eso, le llegó una oferta del Estudiantes, uno de los clubes más tradicionales de España, y partió a Europa. Ya debutó con el primer equipo. Es el único nacional que ha tenido minutos en la prestigiosa ACB.

"La situación de Ignacio Arroyo es sumamente buena. Está jugando en un equipo de liga ACB, que claramente es una de las mejores del mundo, y está teniendo minutos. Eso es lo que más nos ilusiona, solamente tiene 20 años. Ha respondido con creces en el club dónde está y debería ser, fácil, el base de la selección por diez años", opina Lara.

Arroyo la rompió con la filial del equipo en tercera división e incluso lo llaman el "Azofra de Los Andes". El apodo hace referencia a Nacho Azofra, el segundo máximo asistidos en la historia de la ACB y uno de los mejores jugadores de la historia de Estudiantes.

Felipe Haase

Edad: 21 Estatura: 2,08 m.

Cuando Felipe Haase recién llegó a Estados Unidos, se instaló cerca del aeropuerto de Los Angeles. Todos los días veía pasar aviones, uno tras otro, y le daban ganas de volver a Osorno. Sin embargo, se repetía a sí mismo, como una especie de mantra, que tenía que aguantar, que había ido a triunfar.


Luego de destacar con la modesta Escuela Cristiana de Miami, el osornino llamó la atención de South Carolina University, una de las mejores de la NCAA. El año pasado, en busca de más minutos, se cambió a los Bears de Mercer. En estos momentos se encuentra lesionado.

"Tiene todas las condiciones para llegar donde él se lo proponga. Es un jugador inteligente, grande, sabe pasar muy bien la pelota, ocupa muy bien los espacios. Puede jugar posteado cerca del canasto o tirar de frente de tres puntos. Es un jugador bastante completo y además es un líder positivo. Apoya a que el equipo sea mejor, aunque eso no se valore en estadísticas, hace bien a cualquier equipo", opina Córdoba.

A Carvacho, Lorca, Arroyo y Haase se podrían sumar Sebastián Herrera (Crailsheim Merlins, Alemania), Kevin Rubio (Quimsa, Argentina), Ignacio Berríos (Boca Juniors), Marcelo Pérez (Universidad de Barry, Estados Unidos) y Víctor Paulmann, que con solo 14 años milita en la cantera del Barcelona.

"Ellos arriesgan todo. Acá están con sus familias, sus amigos, si se quedasen en Chile seguramente tendrían becas universitarias completas. Es lo más fácil, pero escogen lo más difícil: ir a competir con los mejores. Hay que tener coraje, mucha cabeza para dejar todo de lado", afirma Nelson Quiroz.

Son los nombres que prometen revolucionar el basquetbol chileno.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores